“Cumbre de las Américas”: ¿Podrán superar los escándalos de corrupción en la región los países americanos conjuntamente?

La mayor reunión de los líderes de los países de la región “Cumbre de las Américas” inauguró la noche del 13 de abril en la capital peruana, Lima. La principal sesión plenaria del octavo foro de los países americanos que se reunían, por lo general, uno vez cada tres años, se celebró el sábado 14 de abril. Este año los temas centrales de la reunión estaban relacionados con la corrupción, como el tema de la Cumbre fue designado bajo los auspicios de los dos eslóganes: “Gobernabilidad democrática contra corrupción” y “Corrupción y desarrollo sostenible”. ¿Cuál fueron los resultados de la “Cumbre de las Américas” esta vez? ¿Cómo afectarán sus resultados al desarrollo de la región en los próximos años?

El tema de la última Cumbre es sumamente importante en el contexto de los recientes escándalos de corrupción en la región, en particular en relación con la actividad de la empresa constructora brasileña conocida en todo el mundo “Odebrecht”, lo que provocó una serie de los casos penales en los que se han involucrado varios líderes de los países de América Latina. Los jefes y los representantes de más de los 30 Estados americanos durante la sesión de dos días, llevaron a cabo discusiones sobre una amplia gama de temas que afectan a la economía regional, la sociedad, la democracia, la gobernabilidad y, por supuesto, la lucha contra la corrupción.

Esta vez varios presidentes no vinieron a la Cumbre. Se negaron la visita a Perú hace unas semanas: el actual Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (en su lugar el Gobierno de los Estados Unidos estuvo representado por el Vicepresidente, Mike Pence), el Jefe del Consejo de Estado de Cuba, Raúl Castro (que fue reemplazado por el Jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Isla de la Libertad), los líderes de El Salvador, Guatemala y Paraguay, que también fueron enviados sus representantes. Cabe señalar que el líder de Venezuela, Nicolás Maduro, en esta ocasión le fue negado el derecho de la participación por la resolución del Gobierno de Perú. En la víspera de la reunión el 12 de abril, a su vez, Maduro dijo que no participaría en la “Cumbre de las Américas”, en referencia al hecho de que era “una pérdida de tiempo” para él.

Cabe destacar que inmediatamente después del final de la VIII “Cumbre de las Américas”, el Presidente de Bolivia, Evo Morales en Caracas se apresuró a expresar su apoyo a la jefatura de Venezuela fraternal, por motivo de que no fue invitado a la reunión de los líderes del hemisferio occidental en Perú. El líder boliviano transmitió un mensaje a su homólogo, Nicolás Maduro, de parte de los participantes de la “Cumbre de los Pueblos” – un foro informal para los pueblos indígenas, los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil de todo la región de las Américas, que se celebró durante estos días paralelamente. Se han dirigido palabras de solidaridad con el Presidente Maduro que se fue declarado coma la persona no grata por los Gobiernos de la Organización de los Estados Americanos. Los Presidentes también discutieron las próximas Cumbres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que se celebrarán este año en Bolivia.

El 12 de abril el líder ecuatoriano, Lenín Moreno tuvo que interrumpir su visita a Perú y volver rápidamente al Ecuador debido a la situación de los periodistas secuestrados anteriormente. Inmediato después de su regreso el 13 de abril Moreno confirmó que los dos funcionarios del periódico “Comercio” y su chofer murieron en la región de Mataje en la frontera del Ecuador con Colombia. Más tarde, el Frente del nombre de Oliver Sinisterra “Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia” (FARC), que actúan hoy también en el territorio del Ecuador, emitió un comunicado en el que señaló que los periodistas secuestrados murieron durante una operación realizada por el ejército colombiano en la zona. Lenín Moreno en su declaración oficial señaló que decidió regresar inmediatamente al Ecuador debido a la situación crítica por la que atraviesa el pueblo ecuatoriano en estos días.

Durante las reuniones y discusiones los líderes de los Estados americanos han prometido reiteradamente fortalecer la gestión democrática pública, lograr una mayor transparencia y veracidad en la recepción y la difusión de información, la protección de los derechos de los testigos y los derechos humanos. La principal decisión conjunta de la reunión fue la prevención de la corrupción en los proyectos sociales y económicos, los contratos y las adquisiciones regionales, el fortalecimiento de la cooperación jurídica internacional y la rendición de cuentas, la lucha contra la corrupción y el crimen organizado en todos los niveles del poder, el fortalecimiento de la formación de mecanismos contra la corrupción en las Américas, así como la puesta en práctica de todos los documentos adoptados durante la Cumbre. En el marco de la última reunión de los representantes de todos los países han adoptado el documento resultado “Compromiso de Lima”, en cual recalcaron que la prevención de la corrupción es un componente clave para el fortalecimiento de la democracia, la confianza de la población y el desarrollo estatal en varias esferas.

Este año, la “Cumbre de las Américas” no estuvo exenta de un escándalo. En el marco de su discurso el 14 de abril el representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo las palabras realmente “mordaces” sobre la actual administración estadounidense. Rodríguez acusó a los Estados Unidos de crímenes en la región, que se cometen aquí, dijo, más de cien años. El diplomático cubano señaló que todos, sin excepción, los regímenes despóticos latinoamericanos fueron impuestos por Washington. Según él, “en la conciencia de los Estados Unidos” son la sangrienta operación “Cóndor” y el golpe de estado en Chile. Según Rodríguez, los Estados Unidos más que cualquier Estado viola los derechos de los pueblos, tiene una estructura racial diferenciada y no es responsable de la muerte de miles de civiles inocentes. Durante su discurso, el representante de la jefatura cubana ha recordado que el proteccionismo que promueven los EE.UU. en los últimos años puede destruir el sistema de empleo,  la agricultura y la industria en América Latina. El diplomático experto dijo que si Washington estuviera realmente interesado en los derechos de los cubanos, estaría comprometido con la cooperación con Cuba, en lugar de sabotear la diplomacia bilateral. Al final de su discurso, señaló que los hechos ocurridos durante la última presidencia de Barack Obama, sin embargo, demostraron la posibilidad de una convivencia pacífica y civilizada entre los EE.UU. y la Isla de la Libertad.

En los últimos años, el formato y los resultados de la “Cumbre de las Américas” han sido criticados por muchos observadores y analistas políticos y económicos. Según el punto de vista del experto internacional, del profesor de la Universidad Central de Venezuela, Sergio Rodríguez Gelfenstein, una Cumbre, en la que la presencia de los líderes nacionales o la firma de resoluciones conjuntas no son vinculantes, no es de particular importancia. Muchos politólogos observan que la idea de la “Cumbre de las Américas” estaba originalmente dirigida a crear algún tipo de una imagen conjunta de la región. Los expertos también destacan que en el mundo globalizado de hoy, donde, gracias a los presidentes de las tecnologías, y los representantes de todos los países pueden mantener un constante intercambio de información, tales eventos son meramente retóricas y simbólicas.

Sin embargo, el principal resultado de la “Cumbre de las Américas” de este año fue la adopción de un documento final conjunto regional “Compromiso de Lima”. A través de este documento, los participantes se basan en los esfuerzos comunes de todos los países de América para introducir medidas específicas contra la corrupción con el fin de garantizar un desarrollo socioeconómico estable de la región. Aun así, los Estados americanos podran derrotar a los escándalos de corrupción e ir hacia medidas conjuntas, mostrara no sólo la próxima “súper maratón” electoral en América Latina, sino también los dos Cumbres regionales de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *