Noticias

El “aterrizaje” latinoamericano en la Copa Mundial 2018

Queda menos de un mes hasta el principal evento deportivo de este año: la Copa Mundial que se celebrará del 14 de junio al 15 de julio de 2018 en las 11 ciudades de Rusia. En estos días, la atención de los fanáticos se centra en varios temas de discusión sobre el próximo Campeonato, los más populares: pronósticos de los resultados de partidos de fútbol, ​​medidas de seguridad proporcionadas por el país anfitrión, la situación general en Rusia. Según los datos oficiales, para la Copa Mundial en 2018, la mayoría de los aficionados extranjeros vendrán de América Latina. ¿Qué esperan los latinoamericanos del evento deportivo de escala planetaria? ¿Cómo los recibirá Rusia en junio?

Según varios portales turísticos, los aficionados de Argentina, los Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y Suiza mostraron el mayor interés en la Copa Mundial. Cabe señalar que la demanda de viajes aéreos durante el Campeonato a Rusia se multiplicó en diez veces en comparación con el año pasado. Se informa que alrededor de una cuarta parte de todas las reservas de pasajes de tren y hoteles han realizado los turistas de América Latina. Por el contrario, los habitantes de Kazajstán y Ucrania están más interesados ​​en el Campeonato Mundial de los países postsoviéticos.

Entre las 11 ciudades rusas donde se llevarán a cabo los partidos de fútbol, ​​Moscú, Rostov del Don, San Petersburgo, Samara y Ekaterimburgo son las rutas aéreas más populares. En primer lugar, los hinchas están ansiosos por llegar a la ceremonia de la apertura, el partido de los equipos nacionales de Rusia y Argentina, así como los partidos de otros equipos que se llevarán a cabo los fines de semana. La mayoría de los invitados extranjeros se espera en la primera mitad del Campeonato: del 17 de junio al 24 de junio. Las fechas pico serán el 20 y el 21 de junio; estos días se realizarán los partidos de Portugal-Marruecos, Francia-Perú, Argentina-Croacia entre otros.

El 4 de mayo, el periódico mexicano “Economista” destacó cómo en la víspera de la Copa Mundial en Rusia se está resolviendo el problema del racismo. Como señala el periódico, el futbolista nigeriano Brian Idowu, centrocampista del club “Amkar”, se enfrentó personalmente con este problema en Rusia. Idowu es un alumno del equipo ruso “ZENIT”, compartió con una editorial su recuerdo de un entrenamiento en “ZENIT”, cuando uno de los fanáticos del club de fútbol lo insultó. Aquella vez el fan gritó: “En los colores de “ZENIT” no hay negro. ¿Pero qué está pasando aquí? ¿por qué estás con esta camisa?” Según él, la mayoría de los aficionados al fútbol durante los partidos intentan de afectar con la presión psicológica a los futbolistas de piel oscura, simulando les con sonidos de simios, quizá con la esperanza de que el jugador tendrá miedo y no querrá continuar con el partido. Sin embargo, Brian Idowu está convencido de que la situación en Rusia ha cambiado drásticamente en los últimos años. Los rusos se comunican con personas de otros países, a menudo se van al extranjero y hacen amigos allí. Los rusos ya hace mucho se convirtieron en personas  más abiertas y positivas, y la celebración de la Copa del Mundo en Rusia en 2018 solo ayudará a mejorar la situación y contribuirá a una nueva percepción de  Rusia moderna por la comunidad internacional.

El periódico venezolano “Panorama” informó el 5 de mayo que, de acuerdo con el Jefe de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Gianni Infantino, Rusia está completamente lista para la Copa Mundial-2018. La publicación cita al Jefe de la FIFA durante la reunión del Consejo de supervisión de la Copa Mundial: “Rusia está completamente lista para albergar el mundo entero y celebrar una fiesta de fútbol inolvidable este verano”.

El 20 de mayo el periódico más popular en Bolivia “La Razón” acentuó el creciente interés de los fanáticos latinoamericanos por el principal evento deportivo del planeta. Los periodistas, tienden a asumir que tal atención de los bolivianos a la Copa Mundial se debe principalmente al hecho de que se celebrará en Rusia, que en los últimos años activamente está desarrollando las relaciones bilaterales con Bolivia y es uno de sus principales socios. Además, “La Razón” informó que la ceremonia de la inauguración del Campeonato de fútbol, ​​que se realizará el 14 de junio en el Estadio de Moscú “Luzhniki”, también será visitada por el líder boliviano Evo Morales. Como parte de su visita a Rusia, el presidente boliviano sostendrá una reunión de trabajo con Vladimir Putin.

El diario argentino La Nación afirma que el Presidente, Mauricio Macri, atentamente seguirá de cerca la Copa Mundial en Rusia. Tiene la intención de visitar Rusia durante el Campeonato dos veces, en los partidos de clasificación que irá junto con su hija y seguramente el final, en el que, como Macri espera, Argentina será capaz de llegar “con la ayuda de Dios y Messi”.

La próxima Copa Mundial de la FIFA 2018 en Rusia tiene la intención de visitar unos 150 mil aficionados de América Latina. Esta vez los equipos de América Latina estarán bien representados, en el torneo participarán los equipos de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Perú y Uruguay, detrás de ellos a Rusia vendrán no solamente impresionante cantidad de los aficionados, sino también un gran número de voluntarios. Todos ellos estarán unidos por una razón: la pasión ilimitada por el fútbol.

La principal tarea del Gobierno ruso es proporcionar un nivel de hospitalidad de tal manera que el primer contacto con Rusia no sea el último. El hecho de que el efecto principal de la Copa Mundial de Fútbol es comprometido con el futuro, puede ser juzgado de acuerdo a los datos oficiales publicados recientemente por la investigación del Gobierno ruso y el grupo de consultores “McKinsey”, que evaluó el impacto de la Copa Mundial de la FIFA-2018 en Rusia en los ámbitos económico, social y ambiental. El impacto total del campeonato durante todo el período de cinco años de la preparación activa (2013-2018), los autores del estudio identificaron 867 mil millones de rublos, o aproximadamente el 1% del valor anual del PIB del país. Se observa que esto es significativamente más alto que los indicadores comparables con la mayoría de los cuatro mundiales anteriores. En Brasil (2014) y Alemania (2006) los Campeonatos Mundiales tuvieron el impacto negativo general sobre el PIB nacional, en Japón y Corea del Sur (2002), el efecto fue, respectivamente, 0,3 y 0,7%, y sólo en Sudáfrica (2012) el Campeonato trajo una ganancia del 2%. En el futuro, los próximos cinco años, el efecto anual del campeonato del PIB de Rusia se estima en 150-210 mil millones de rublos, es decir en el escenario óptimo, la Copa Mundial de la FIFA traerá a la economía de Rusia aproximadamente un billón de rublos más.

Qué ingreso a largo plazo traerá el Campeonato solo se puede predecir. Sin embargo, los temas principales que los fanes de todo el mundo piden en vísperas del evento principal de la escala planetaria son los temas de seguridad, protección social e infraestructura de transporte. El Ministro de Deportes, Pavel Kolobkov, declaró su disposición a proporcionar condiciones seguras para todos los aficionados en la Copa del Mundo en Rusia. El 24 de mayo en su declaración oficial, el Ministro de Deportes, Pavel Kolobkov, señaló que todos los aficionados que van a apoyar a sus equipos, sin violar la ley, se sentirán en Rusia la total seguridad.

 

Deja un comentario