Noticias

Resultados de la Primera Conferencia Ministerial Mundial de la OMS

La Primera Conferencia Ministerial Mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), bajo los auspicios de “Poner fin a la tuberculosis en la era de los ODS: una respuesta multisectorial” fue un evento sin precedentes en la escala global y se llevó a cabo el 16 y 17 de noviembre en Moscú.

En esta época, la tuberculosis se ha convertido en una enfermedad infecciosa importante que cobra la vida de millones de personas en todo el mundo. En los últimos años, ha tenido profundas consecuencias sociales y económicas, y la crisis de salud pública continúa en muchos países. Como lo ha demostrado la experiencia reciente, los esfuerzos mundiales conjuntos han salvado las vidas de millones de personas, pero varias inversiones y programas han demostrado ser inadecuados para poner fin a la epidemia de tuberculosis. Por lo tanto, son decisiones intersectoriales de alto nivel las que son necesarias, y son las medidas tomadas con respecto a la tuberculosis las que pueden servir como un indicador de la implementación de la agenda de desarrollo sostenible.

La Primera Conferencia Ministerial Global de la Organización Mundial de la Salud: “Poner fin a la tuberculosis en la era de los ODS: una respuesta multisectorial” se pretende acelerar la implementación de la estrategia de la Organización Mundial de la Salud para el país para la eliminación de la tuberculosis, así como la adopción de medidas urgentes, destinado a obtener acceso a la salud, al logro de objetivos importantes de la Estrategia para la Eliminación de la Tuberculosis, adoptados por la Asamblea Mundial de la Salud, y los Objetivos en el ámbito del Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ONU).

El presidente Vladimir Putin participó en la inauguración de la Primera Conferencia Ministerial Mundial de la Organización Mundial de la Salud y tomó nota de los logros de Rusia en la lucha contra la tuberculosis. El Presidente de la Federación de Rusia señaló que la incidencia de la tuberculosis en Rusia disminuyó en un 37% en 8 años, mientras que la tasa de disminución en la incidencia del país alcanzó el 2,8%, con una cifra mundial promedio del 1,5%. Vladimir Putin destacó que la Federación de Rusia presentó un enfoque global del caso concreto para el tratamiento de la enfermedad, teniendo en cuenta el análisis genético del patógeno, así como las vacunas actuales son avanzados y se desarrollan sobre la base de las últimas pruebas de la biotecnología.

En la conferencia participaron ministros y viceministros de salud y otros departamentos de los 194 Estados Miembros de la OMS, jefes y representantes de la ONU y las agencias de desarrollo y órganos regionales y otras organizaciones internacionales y no gubernamentales, así como miembros de los programas de control de tuberculosis nacional. Esta conferencia se llama global no solo por el número de participantes que son alrededor de mil, sino también en relación con su objetivo principal: unir esfuerzos para la lucha contra las principales enfermedades infecciosas de escala mundial.

El principal resultado de la Primera Conferencia Ministerial Mundial de la Organización Mundial de la Salud fue la firma de la Declaración Ministerial, que se espera se convierta en la base de los documentos más importantes aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2018. En su discurso, la Ministra de Salud, Veronika Skvortsova, destacó la importancia de celebrar una conferencia ministerial y destacó que la medicina rusa planea finalmente vencer la tuberculosis en Rusia para el año 2030.

Es importante destacar la participación activa de los representantes de los países de América Latina, donde el problema de la lucha contra las enfermedades infecciosas es mayor. A principios de 2017 Rusia y Nicaragua firmaron una serie de acuerdos en el desarrollo conjunto de vacunas innovadoras contra enfermedades peligrosas típicas de la región como el virus zika, el dengue y la fiebre de chikungunya. La Organización Panamericana de la Salud ha aprobado la producción de vacunas rusas en Nicaragua. En la Conferencia Ministerial en Moscú el Vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, presentó su informe sobre los resultados de la cooperación exitosa con la Federación de Rusia destinado a combatir las enfermedades infecciosas peligrosas, incluyendo, destacó la reducción significativa en el riesgo de tuberculosis durante los últimos 10 años en Nicaragua.

El informe sobre las esferas principales de trabajo para la lucha contra la tuberculosis fue presentado por el Viceministro de Salud del Estado Plurinacional Bolivia, Dr. Álvaro Terrazas Peláez. Se señaló la importancia de la cooperación de América Latina, en particular Bolivia, con Rusia en temas de salud y la lucha contra las enfermedades infecciosas peligrosas. En el marco de la Conferencia de Salud en Moscú el Viceministro fue capaz de participar en las reuniones bilaterales con los representantes del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia y esbozar las principales metas y objetivos para el futuro de la cooperación ruso-boliviana.

En el marco de la Primera Conferencia Ministerial Mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), bajo los auspicios de “Poner fin a la tuberculosis en la era de los ODS: una respuesta multisectorial”  ha declarado en repetidas ocasiones que la propagación de la tuberculosis en el siglo XXI está directamente relacionada con los procesos de la globalización y la migración internacional, para lo cual la medicina moderna, sobre todo los estados en desarrollo, no alcanza. Sin embargo, se debe prestar atención a la influencia de los aspectos sociales, el nivel de desarrollo económico del país y el funcionamiento de los instrumentos en el campo de la política sanitaria. En la Conferencia en Moscú también llegaron el Presidente de la Organización Mundial de la Salud, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la Vicesecretaria General de las Naciones Unidas, Amina J. Mohammed, que en el marco de las cumbres han insistido en la importancia de los esfuerzos conjuntos en la lucha no sólo contra la tuberculosis, sino también con otras enfermedades.

Deja un comentario