Noticias

Una de las principales amenazas internacionales del siglo XXI en el marco de la Conferencia “Parlamentarios contra las drogas”

América Latina es el lugar de nacimiento de muchos estupefacientes y la región en la que se encuentran los mayores cárteles de la droga. La guerra contra el narcotráfico a nivel internacional se va produciendo desde hace varias décadas, y los gobiernos de estos países, junto con otros Estados, han acumulado una experiencia considerable.

El narcotráfico y el tráfico ilícito de drogas se han convertido en un importante problema social en los países de la región de América Latina. El negocio de las drogas ha adquirido las características de un esquema comercial ilegal bien establecido con su estructura económica. Hasta la fecha, América Latina sigue siendo un importante proveedor de coca, que se cultiva en las tierras altas de Colombia, Perú y Bolivia, y la producción de cocaína antes estaba concentrado en Colombia, pero en los últimos dos años lo adelanto Bolivia, que ahora entra en uno de los mayores productores de todas las drogas naturales y tiene una estructura de producción muy peculiar.

Durante mucho tiempo, la cocaína siguió siendo un lujo para los segmentos acomodados de la población. En los años 1976-1979 hubo una expansión del mercado estadounidense de la cocaína. Las plantaciones descontroladas de cultivos de drogas se diseminaron por los Andes, lo que genero la posibilidad de crecimiento del mercado de las drogas. Así, antes estaba lidiado el método de cultivo de la coca (para producción de cocaína) y del cáñamo (materias primas de marihuana), pero en los últimos años ha habido cambios notables a favor de la producción de drogas sintéticas en laboratorios farmacológicos ilegales.

El problema del narcotráfico y el tráfico de drogas en los países de América Latina, así como la lucha del gobierno y de los organismos internacionales contra este fenómeno, ha recibido la suficiente reflexión voluminosa en muchas conferencias y foros de importancia mundial. Siempre son participantes activos los Estados de la región latinoamericana en diversas reuniones internacionales dedicadas a este tema. Este año, la mayor plataforma de debate sobre el problema del tráfico de drogas con la resonancia internacional fue la Conferencia “Parlamentarios contra las drogas”, que se celebró del 4 al 6 de diciembre bajo los auspicios de la ONU en Moscú.

El 4 de diciembre los representantes de Parlamentos de los 43 países del mundo llegaron a Moscú para participar en la Conferencia Parlamentaria Internacional “Parlamentarios contra las Drogas”. En estos días, la Duma Estatal de la Federación de Rusia hablaba diferentes idiomas pero discutieron el problema común para todos. Casi cincuenta países compartieron sus experiencias, prácticas y opiniones: cómo salvar a los adictos a las drogas y qué leyes faltan hoy para lidiar con el “mal mundial” común.

El objetivo principal de la Conferencia fue la creación de una dimensión parlamentaria a la cooperación internacional contra las drogas, además, los principales objetivos son: mejorar el marco legal, que tiene como objetivo combatir la proliferación y el uso de drogas, prevención, cuidado y tratamiento de los adictos a las drogas. En el marco de este evento, se discutieron toda una serie de cuestiones importantes: la lucha contra las drogas, la coordinación entre los países y los servicios de seguridad.

El 4 de diciembre en la sesión plenaria hablaron el Presidente de la Duma Estatal de Rusia Vyacheslav Volodin, el Secretario General Adjunto de la ONU, el Director Ejecutivo de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, Yuri Fedotov, el Secretario General de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), Rashid Alimov y el Canciller ruso, Serguéi Lavrov. En sus discursos señalaron que la Conferencia internacional “Parlamentarios contra las drogas” en Moscú sirvió como punto de partida para la creación de una dimensión parlamentaria de la cooperación antidrogas global, que hasta hoy tenia ausencia en gran medida. Después de todo, la dimensión parlamentaria es constante desarrollo de la cooperación en el ámbito de la armonización y la unificación de las legislaciones nacionales en el ámbito de la lucha contra la distribución de los estupefacientes y el tráfico de drogas. También en la Conferencia en varias ocasiones subrayaron que la escala de una de las principales amenazas del siglo XXI está creciendo, los Parlamentos deben asegurarse de cooperar activamente en una amplia gama de cuestiones sobre este tema.

Según la información oficial de la gobernanza, a Moscú llegaron los líderes y los diputados de los Parlamentos de diversos países. Los Estados latinoamericanos tomaron parte activa: México, Brasil y Ecuador.

En su discurso, el Vicepresidente de la Cámara baja del Congreso General de los Estados Unidos de México, María Ávila Serna, señaló que un problema de la lucha contra el narcotráfico de México sigue siendo uno de los temas más importantes en la agenda política, y destacó el papel de los grupos terroristas que operan en todo el mundo y provocan el crecimiento de la producción de droga y su exportación. Según los representantes de la delegación mexicana, es posible luchar contra esta amenaza de manera consistente y efectiva solo juntos.

El Presidente de la Asamblea Legislativa Suprema del Estado, de la Asamblea Nacional de la República del Ecuador, José Serrano, ofreció discutir en el marco de la Conferencia los éxitos logrados por Ecuador en la lucha contra el narcotráfico. Señaló que desde 2008 el país ha estado dirigiendo activamente la lucha contra el tráfico de drogas y considera este problema como una de los temas más estratégicas de la política pública, teniendo en cuenta las cuestiones de orientación personal, en particular, la distribución de drogas entre los grupos más vulnerables, a través de la integración de género, intercultural e intergeneracional componentes. En este sentido, recordó que en los últimos dos años, la República del Ecuador ha alcanzado niveles récord en la incautación de drogas, así como en la reducción del nivel de delitos violentos en el país. José Serrano precisó que la Asamblea Nacional está actualmente redactando la Ley de Participación de los Ciudadanos en la Lucha contra el Tráfico Ilícito de Drogas. Este proyecto se centra en el diagnóstico, la prevención integral, la educación y la rehabilitación, con especial énfasis en la implementación de medidas destinadas a proteger a los niños y jóvenes. De acuerdo con la información publicada por la Asamblea Nacional de la República del Ecuador, Serrano dijo que el próximo año la legislatura del Ecuador asumirá la obligación de centrar la actividad legislativa en el ámbito de la lucha contra el narcotráfico, su vinculación con el desarrollo sostenible que el Gobierno aprobó hasta 2030. Según los representantes de la delegación ecuatoriana, en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, el delito asociado a este problema es una parte importante de la agenda global.

El Presidente de la Duma Estatal de la Federación de Rusia, Vyacheslav Volodin, en sus palabras de clausura, destacó que la amenaza de las drogas es una amenaza para toda la humanidad. El narcotráfico nutre el crimen organizado, las ganancias del tráfico de drogas forman una vasta base financiera para organizaciones terroristas internacionales. Volodin señaló el desarrollo dinámico de nuevas drogas sintéticas, así como el hecho de que sus fórmulas se actualizan constantemente, sin embargo, las legislaciones nacionales clasifican por igual los mismos estupefacientes, y el crimen de drogas se aprovecha de esto.

En el marco de la Conferencia “Parlamentarios contra las drogas” en uno de los pasillos de la Duma Estatal se podía ver la exposición fotográfica simbólica, donde los participantes e invitados del evento pudieron ver las fotos de los que una vez no pudieron imaginar su vida sin drogas, y ahora no puede vivir sin su amada familia, trabajo, niños. Algunos de los héroes de las imágenes llegaron a la Conferencia internacional para probar con su ejemplo: existen ex adictos a las drogas. Además, no deben avergonzarlos o evitarlos, necesitan ayuda en todos los niveles: del empleador y la familia hasta el Estado y la comunidad internacional.

 

 

Deja un comentario