Image default
Noticias Política

Nueva “carrera electoral” en Bolivia: los principales personajes

Iuliia Vashchenko
Iuliia Vashchenko
Ph.D. en Ciencias Políticas,
La Paz, Bolivia

El ex Presidente boliviano Evo Morales acusó al Tribunal Supremo Electoral del país de violar la democracia después de que este órgano colegiado se negó a registrar su candidatura para las elecciones generales a la Cámara Alta del Parlamento. El 20 de febrero escribió sobre este tema en su página de la red social Twitter. ¿Qué está pasando en Bolivia hoy? ¿Ha terminado el período de “turbulencia política” en el país con el nombre del libertador Simón Bolívar?

Volviendo a la historia del tema, cabe recordar que desde finales de octubre Bolivia se ha sumido en un período de crisis política aguda. El 20 de octubre, se celebraron elecciones presidenciales y parlamentarias en el país latinoamericano. Después de verificar el 100% de las papeletas, el Tribunal Supremo Electoral del país publicó datos según los cuales el ex Presidente, Evo Morales (Juan Evo Morales Ayma), obtuvo el 47.08% de los votos, y su principal rival, Carlos Mesa (Carlos Diego Mesa Gisbert), ocupó el segundo lugar, con el 36,51%. De acuerdo con la Constitución Política de Bolivia, un margen del 10% de los votos garantizó la victoria de Morales en la primera ronda.

Luego, los opositores de Evo Morales sospecharon que el Gobierno intentaba influir en el resultado de la votación, después de que la Comisión Electoral suspendió el recuento de votos por un tiempo, cuando los resultados preliminares se dieron al Presidente vigente en un 45% y a su rival en un 38%. Las protestas estallaron en el país, insatisfechas con la decisión de la Comisión Electoral. El 10 de noviembre de 2019, bajo la presión de las fuerzas políticas, el ex Presidente de Bolivia Morales anunció su renuncia anticipada y la necesidad de nuevas elecciones. Representantes de varios países declararon de inmediato que se había cometido un Golpe de Estado, y el ex Jefe de Estado fue a la Ciudad de México el 11 de noviembre, habiendo obtenido previamente el derecho de asilo político del Gobierno mexicano.

ETICU75JIJH2BNU4S6UUXQGTTA 2

El 12 de noviembre, en ausencia de quórum parlamentario, la senadora Jeanine Áñez (Jeanine Áñez Chávez) se declaró como la Presidenta Interina de Bolivia. En 2019, se convirtió en la segunda Vicepresidenta del Senado, como la representante de la “Unidad Demócrata” en la Cámara alta del Parlamento boliviano. Esta posición la convirtió en la sexta en la línea de presidencia. Debido a las renuncias de los líderes del país, el 12 de noviembre de 2019 se proclamó la Presidenta Interina de Bolivia sobre la base de los Art. 169 y 170 de la Constitución Política del país vigente desde 2009. Ella dijo que su primera tarea sería lograr un quórum después de una serie de renuncias de los altos funcionarios del Estado, y luego convocar nuevas elecciones. Ella declaró que su primera tarea sería lograr un quórum después de una serie de renuncias de los altos funcionarios del Estado, y luego convocar nuevas elecciones.

Los primeros pasos del el nuevo Gobierno de transición de Áñez fueron el nombramiento de un nuevo gabinete de Ministros, Jefes de compañías estatales, Embajadores y representantes de organizaciones internacionales. En diciembre pasado, muchos observadores internacionales comenzaron a hablar sobre el hecho de que Jeanine Áñez ya se había alejado de la retórica de su “estado temporal” y está tratando de establecerse en el poder por cualquier medio, extendiendo su mandato de poder y desarrollando nuevas pautas de política exterior para Bolivia.

Sin embargo, el 3 de enero, el Presidente del Tribunal Supremo Electoral del país, Salvador Romero Ballivián, designado por el Gobierno de transición en noviembre pasado, anunció el 3 de mayo como la fecha final para las Elecciones Generales en Bolivia. Además de Presidente y Vicepresidente, que considera en conjunto con la candidatura del Jefe de Estado, los bolivianos deben elegir la nueva composición de la Asamblea Legislativa Plurinacional: la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados.

A fines de enero, las fuerzas políticas ya habían decidido sobre sus candidatos. La jefa de Estado Interina Jeanine Áñez, quien inicialmente afirmó que no tenía la intención de postularse para las próximas elecciones, cambió de opinión y compitió por la presidencia en el tandem con el gran empresario Samuel Doria Medina Auza del Partido “Unidad democrática”.

WYQHXSS52VDXDIV4LU2L4GR3MQ 2

El partido más grande, “Movimiento al Socialismo (MAS)”, está nuevamente ingresando a la arena política, presentando las candidaturas del ex Ministro de Economía y Finanzas Públicas Luis Arce Catacora (Luis Alberto Arce Catacora) y el ex Ministro de Relaciones Exteriores David Choquehuanca (David Choquehuanca Céspedes) como Jefe de Estado y Vicepresidente, respectivamente. Luis Arce promete vengarse y recuperar la posición de liderazgo del Partido de Evo Morales.

Por cierto, el propio Morales esta vez decidió postularse para un cargo en la Cámara alta del Parlamento boliviano. Sin embargo, el 20 de febrero, el Presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, dijo en una conferencia de prensa que se decidió rechazar la solicitud de registro del ex Presidente como candidato a Senador por una serie de inconsistencias con los requisitos para ascender a este puesto. Evo Morales ya ha declarado públicamente que no se va a rendir y cuestionará esta decisión.

Un candidato mas para el puesto de Jefe de Estado es Carlos Mesa del Partido “Comunidad Ciudadana”. Mesa fue el principal rival de Morales en las elecciones celebradas en octubre pasado, cuyos resultados fueron anulados.

carlos mesa1 1571653779 2

El 1 de marzo, todas las fuerzas políticas en el país comenzarán sus campañas electorales. Según los datos publicados de la empresa consultora “Ciesmori”, el 31,6% de los encuestados apoya la candidatura del nuevo líder del partido Movimiento al Socialismo, Luis Arce. El 17.1% está listo para votar por el ex Jefe de Estado, Carlos Mesa. Pero la Presidenta Interina de Bolivia, Jeanine Áñez, está con el 16,5%.

Sin embargo, ni un solo analista político tiene que asumir la responsabilidad de predecir el resultado de la próxima votación, porque el estado de ánimo de la población de Bolivia puede cambiar por completo durante la campaña electoral. ¿Podrán los representantes de la plataforma política más grande del país, Movimiento al Socialismo, vengarse y volver al poder? ¿O el Gobierno de transición decidirá quedarse en el Palacio Presidencial? Los bolivianos deberán responder a estas y muchas otras preguntas en un par de meses.

Si ha encontrado un error ortográfico, por favor, notifíquenoslo seleccionando ese texto y pulsando Ctrl+Enter.

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633

Spelling error report

The following text will be sent to our editors:

UA-134371625-1