Image default
Blog Open_LA

Cuba Auténtica. Capítulo II.

Sobornos, pensamientos nucleares y plátanos de la Sierra

Este verano ya casi es historia, el turismo local es la nueva realidad, pero los pensamientos de los viernes se dirigen a mejores días en Cuba.

Viajar más allá del all-inclusive es el camino correcto hacia la felicidad. En particular, en aquellos lugares donde el digital detox es algo normal, ya que simplemente no hay red. En un país donde el déficit es una característica nacional, la ruta hacia otros atributos de una estancia confortable también se convierte en una aventura … El alquiler de coches es el ejemplo correcto.

Una pequeña estafa es muy probable siempre que la mentalidad socialista vaya de la mano con una corrupción casual. Sonría, sea flexible y llevé unos regalos capitalistas. Los chocolates son siempre una opción. Darle un dulce “soborno” al empleado de la oficina del alquiler garantiza dejar por detrás las largas listas de espera.

Cuando la primera etapa está pasada con éxito y ya tiene las llaves del coche en la mano, tenga en cuenta que la gasolina también está en escasez. Drenar el combustible del bote en medio del barrio nocturno es divertido, pero no tan fácil: se requieren grandes habilidades de comunicación. Por tanto, planifique su ruta con anticipación y marque todas las estaciones de servicio.

La crisis de combustible en La Habana es muy grave y los tiempos de fila bien largos (de 6 a 8 horas), pero una vez que alcance la autopista A1 (columna vertebral de la infraestructura de transporte de la isla), las cosas comienzan a mejorar. En Matanzas, Varadero y Cienfuegos, centros de refinación de petróleo, los suministros están en su mejor momento. Aun así, es recomendable que se acostumbre a las colas, ya que es algo clásico.

Una vez con el tanque lleno, todos los caminos están abiertos. En caso de que un poco de fiesta y amistosa atención es lo que le hace falta, la playa gay Mi Cayito es la gran opción. Mi Cayito se ubica entre Santa María del Mar y Guanabo, a solo 30 km de La Habana. Bajo la atenta mirada de la policía local, déjese llevar por los ritmos de la bachata en la playa, disfrute de un suave masaje y siéntese rodeado de un alegre coqueteo. Los fines de semana, el lugar es frecuentado por expatriados y diplomáticos, así que no se pierda la oportunidad de establecer contactos internacionales. Por cierto, Mi Cayito es parte de una Reserva de la Biosfera de la UNESCO (en caso de que esa información fuera necesaria).

Sin embargo, lo bueno que esté La Habana y sus alrededores, es hora de conocer algo más. Unos 230 km de la A1 en dirección al este le llevarán a Cienfuegos, la perla cubana de la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, un lugar increíble para largas caminatas y turismo cultural. Su centro contrasta con La Habana en cuanto a la eficiencia de sistemas de gestión de residuos urbanos y deja una muy buena impresión de un lugar bien cuidado. La arquitectura local combina varios estilos: la villa Palacio de Valle es un poco de Marruecos en el Caribe, el barrio Punta Gorda teletransporta a Jamaica, el área del Parque Central es la encarnación del colonialismo español, todo suavizado por el espíritu de la emigración francesa a quién se le debe la fundación de la ciudad. El Teatro Tomás Terry recuerda a Anna Pavlova y Enrico Caruso. En cuanto a otros hechos culturales no se puede evitar hacer referencia al tenor cubano Benny Moré (1919 – 1963) que nació aquí para convertirse en la figura clave del estilo Son Cubano. Por cierto, la salsa origina de este estilo, pero se ha vuelto extremadamente más popular.

Cienfuegos es un lugar tranquilo y romántico: perfecto para largos paseos y elegantes sesiones de fotos con su abanico comprado en La Casa del Abanico en La Habana.

Los alrededores de la ciudad son completamente diferentes y guardan muchos secretos. En los buenos tiempos, esta provincia tenía el chance de convertirse en el centro energético de la isla. En 1982, en la Bahía de Juragua a unos 50 km de Cienfuegos, fue lanzado un gran proyecto nuclear. Miles de especialistas soviéticos, checos, húngaros y búlgaros iniciaron la construcción de la primera central nuclear cubana. Pero en 1992 el proyecto fue suspendido. La central eléctrica quedó terminada un 96% y la vida nunca corrió por sus venas. Dos reactores soviéticos (VVER-440) tenían, probablemente, un destino diferente… Casi 30 años después, este sigue siendo un Lugar de Poder. El dolor de la pérdida, la monumentalidad, el genio y la tristeza se entretejen aquí. Un lugar correcto para analizar planes abandonados, ideas renunciado y puertos quemados precipitadamente. Este lugar monumental entenderá sus reflexiones… Nada más que tengue cuidado en el camino hacia: las vacas locales consideran este territorio su feudo… Los riesgos de pisar algo desagradable están altos.

Si todas estas rarezas industrialmente esotéricas no le caen bien, hay otras opciones. Las cascadas El Nicho son un buen lugar para visitar. El camino desde Cienfuegos garantiza increíbles paisajes color esmeralda y auténticas vistas rurales. De diciembre a marzo, cuando es la temperada de cosecha, no pierde la oportunidad de probar el increíble jugo de caña de azúcar. Afortunadamente, las frutas tropicales están disponibles durante todo el año e incluso los plátanos más simples brindan una explosión de sabor. Por solo un dólar (1 CUC), llévese una rata de frutas fragantes absolutamente libres de conservantes u otro tratamiento industrial. Notas de coco, vainilla y una textura del más tierno pudín… Toda una oda al plátano en el camino a las cascadas.

El Nicho es una reserva natural, un lugar paraíso para sumergirse en aguas dulces y olvidar lo cotidiano. Considere que los flujos turísticos han incrementado en los últimos años, y si lo que busca es un poco soledad, intenté llegar temprano por la mañana. En este caso, no tendrá que compartir las piscinas naturales con todo un autobús turístico.

Conduzca con cuidado en su camino de regreso. Las serpentinas de las montañas son suaves, conducir hasta abajo es igual de divertido como una montaña rusa, pero los frenos de los coches rentados más el estado de las carreteras cubanas dejan mucho que desear…

Y una vez más, esta aventura no ha terminado: nos falta conocer Santa Clara (el lugar de la primera victoria y última gloria de Che Guevara), no podemos dejar sin conocer Varadero y explorar los balnearios locales del siglo XIX.

Y si no has leído la primera parte de nuestra aventura cubana sobre lo que es interesante para ver en La Habana, encuéntratelo aquí.

Si ha encontrado un error ortográfico, por favor, notifíquenoslo seleccionando ese texto y pulsando Ctrl+Enter.

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633

Spelling error report

The following text will be sent to our editors:

UA-134371625-1