Image default
Noticias Sociedad

Tecnologías nucleares pacíficas al servicio de innovaciones médicas

Oportunidades de las empresas rusas en el mercado latinoamericano

Han pasado más de seis meses desde que el COVID-19 fue reconocido como pandemia. Todos los ojos están puestos en la carrera de las vacunas farmacéuticas, los gobiernos se esfuerzan por garantizar la confiabilidad de los sistemas de atención médica y los proveedores de servicios en línea hacen confortable el ritmo aislado de los consumidores.

COVID-19 se robó el show de todos los eventos mundiales y obligó a la humanidad a repensar el valor de la salud y la confiabilidad de las instituciones médicas. En reacción a la propagación del virus, las empresas farmacéuticas y las estructuras sanitarias deben seguir planeando a largo plazo y hacer frente a problemas sistemáticos. La lucha contra el coronavirus ya se considera más como una rutina operativa de los servicios médicos.

Cuando el saneamiento y la resiliencia del sistema médico están encabezan la agenda, aumenta la demanda de diagnóstico temprano, tratamiento moderno y desarrollo del personal. Las características clave de las industrias de alta tecnología: la eficiencia, la precisión y la previsibilidad son no menos relevantes en el sector de la salud, donde se requiere eficiencia máxima y rapidez en condiciones de sobrecarga.

Las condiciones (así como las pruebas de resistencia imprevistas) se alinearon de la manera más favorable para el desarrollo de industrias intensivas en conocimiento en el 2020, lo que contribuyó en gran medida a sus mejoras y detección de puntos débiles. Debido a su eficacia, la medicina nuclear tiene grandes posibilidades de entrar en nueva fase de aplicación y desarrollo de tecnologías. Esto confirma el compromiso y la posición proactiva del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA): este verano se lanzó el proyecto ZODIAC destinado a establecer un sistema de acciones integradas contra las zoonosis. Para simplificarlo un poco: los problemas de zoonosis son los que están relacionados con enfermedades de animales transmisibles a los humanos. ZODIAC se convertirá en la espina dorsal de la red mundial de intercambio de datos para los laboratorios nacionales que se usará para el monitoreo, la vigilancia, la detección temprana y el control de enfermedades animales y zoonóticas como COVID-19, Ébola, gripe aviar y virus Zika.

El coronavirus ha sido un doloroso recordatorio de cuán mortal y perturbadora es una pandemia. A través del proyecto ZODIAC, el OIEA ayudará a los países a prepararse sistemáticamente y detectar rápidamente nuevos virus para prevenir pandemias.”

Rafael Mariano Grossi, Director General del OIEA

ZODIAC está equipado con modernas herramientas digitales para modelar y pronosticar, intercambiar datos, coordinar acciones de centros científicos y médicos. Los laboratorios nacionales involucrados en el proyecto utilizarán métodos nucleares para la detección rápida de microorganismos patógenos. La difusión del programa, la educación telemática y las nuevas alianzas brindan a los países latinoamericanos acceso a tecnologías modernas nucleares con fines pacíficos y marcan un camino gradual para crear los marcos legales sectoriales.

La gama de productos de las empresas de medicina nuclear es amplia: desde la detección y el diagnóstico hasta el tratamiento terapéutico de enfermedades oncológicas, cardiovasculares y endocrinas. Incluye radiofármacos, equipos de radioterapia (tomógrafos, complejos de radioterapia) y soluciones de ingeniería para nuevos centros de medicina nuclear. GE Healthcare, Bayer Diagnostics, Toshiba, Siemens, Philips son los principales actores industriales que dominan el mercado mundial, con la corporación rusa Rosatom posando el 5% del mercado. Como parte de la estrategia, Rosatom planea ampliar su presencia hasta al menos 12% para el 2030, aplicando ampliamente componentes y tecnologías rusos en ofertas integradas.

Con más de 200 diferentes centros de medicina nuclear en América Latina, la región tiene pilares firmes para dar gran paso a las tecnologías nucleares pacíficas. Sin embargo, la experiencia regional, concentrada principalmente en Argentina, Brasil, México, Chile y Uruguay, claramente no es suficiente para lograr un crecimiento intensivo. Si bien existen casos de éxito (como el de Argentina como confiable proveedor mundial de radioisótopos), los países latinoamericanos requieren la asistencia de organismos nucleares internacionales y socios extranjeros con alta experiencia.

Recurso Humano de medicina nuclear en Latinoamérica

Recurso Humano de medicina nuclear en Latinoamérica. Fuente: Base de datos de medicina nuclear, IAEA.

El desarrollo profesional del personal científico y médico, la creación de centros nacionales de conocimiento, la expansión de prácticas de radioterapia para combatir el cáncer y las enfermedades cardíacas, así como la introducción de estándares digitales uniformes, se encuentran entre las prioridades regionales declaradas por la Federación Mundial de Medicina y Biología Nuclear (WFNMB) en su informe. Los ciudadanos de los países de la región deberían convertirse en beneficiarios, pero la ausencia de una industria nuclear como tal (con raras excepciones) obstruye el camino hacia el crecimiento intensivo y la mejora del sistema de salud en América Latina. En asociación con la Organización Panamericana de la Salud (OPS, Oficina Regional de la OMS) y el OIEA, la WFNMB planea crear un grupo profesional de especialistas latinoamericanos en diagnóstico de radionúclidos y radioterapia que llevará la medicina nuclear latinoamericana a un nuevo nivel. Se supone que las actividades serán multilaterales e involucrarán a los principales actores del mercado de tecnologías nucleares: Rusia, Francia, Australia, Canadá, Estados Unidos, Corea del Sur, China, la República Checa y Hungría.

El valor de las habilidades profesionales y la práctica real está aumentando, y las tecnologías de comunicación modernas facilitan el acceso a programas de capacitación y al diálogo en línea, incluso en industrias conservadoras y “clasificadas”. En este contexto, las empresas rusas tienden a expandir sus actividades en América Latina a través de programas de desarrollo profesional, proyectos conjuntos de digitalización industrial y construcción de centros de diagnóstico y terapia nuclear. Ya se ha formado una base comercial entre la Corporación Estatal Rosatom y América Latina: la empresa planea extraer litio en Chile (un proyecto conjunto de Uranium One y Wealth Minerals canadiense), suministra uranio enriquecido para la central nuclear mexicana Laguna Verde, implementa proyectos de investigación con expertos brasileños y está en negociando con Argentina sobre la construcción de la unidad nuclear Atucha III, el suministro de una central nuclear flotante y la producción de su propio combustible nuclear.

Además, varios centros educativos rusos lanzan programas entallados para estudiantes y profesionales extranjeros. La Universidad Estatal de N.I. Lobachevsky de Nizhny Novgorod (UNN) y la Universidad Nacional de Investigación Nuclear (MEPhI) ofrecen capacitación y cursos académicos para empoderar a los estudiantes extranjeros y crear una nueva generación de profesionales regionales capacitados.

Investigación informático

Foto por Gorodenkoff.

Cuando el mundo requiere asociaciones multilaterales para resolver problemas globales, las tecnologías nucleares pacíficas pueden concretar las nuevas asociaciones y cadenas comerciales, el desarrollo innovador y el intercambio de prácticas. El 75 aniversario de la industria nuclear permite evaluar el efecto de las tecnologías nucleares de alta precisión al servicio de la humanidad: ilustrado brevemente por los logros en la producción de energía, la industria médica y los indicadores mejorados del sector agropecuario que opta por las técnicas nucleares. La eficiencia confiable de las soluciones rusas y los vínculos históricos de la industria soviética de alta tecnología con los países latinoamericanos crean una base firme para aumentar el comercio y emprender nuevos proyectos conjuntos. En tiempos de turbulencia global cuyos ecos se escucharían en los próximos años, esta diversificación tecnológica y comercial podría traer beneficios mutuos de largo plazo.

Si ha encontrado un error ortográfico, por favor, notifíquenoslo seleccionando ese texto y pulsando Ctrl+Enter.

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633

Spelling error report

The following text will be sent to our editors:

UA-134371625-1