Image default
Economía

El futuro “transatlántico” de la Unión Económica Euroasiática

Estos días, el Consejo de la Comisión Económica Euroasiática (CEE) aprobó la concesión del estatus de país observador a Cuba ante la Unión Económica Euroasiática (UEE). La decisión final la tomarán los Jefes de los Estados de la organización. ¿Qué perspectivas puede esperar la Isla de la Libertad en marco de la Unión Euroasiática?

A pesar de la crisis sanitaria y económica más difícil que se ha surgido no solo en los países de Eurasia, sino en el mundo en general, hoy los esfuerzos de integración de la UEE se están desarrollando, y esta unión prometedora no ha perdido su atractivo para muchos países.

La UEE y Cuba comenzaron a establecer su interacción activa en 2018 a partir del Memorando de Entendimiento. En los últimos años, el Gobierno de la Isla de la Libertad ha mostrado un alto grado de interés en profundizar la cooperación en determinadas áreas, y también abordó en dos ocasiones el tema de la obtención del estatus de país observador ante la unión.

2018

Firma del Memorando de Entendimiento entre la UEE y la República de Cuba en La Habana, mayo de 2018.

Fuente: Agencia de Información “ACN”

Hoy en día, la base de la matriz exportadora de los países de la UEE a Cuba está representada por maquinaria y equipos, en mayor medida incluyen camiones y locomotoras de ferrocarril; productos minerales, artículos alimentarios (principalmente aceite de soja). A su vez, los productos alimenticios como azúcar, mariscos, licores, café y tabaco se importan de la Isla de la Libertad.

En caso del resultado positivo, el estatus de Estado observador permitirá a Cuba intensificar aún más la cooperación con los países de la UEE. Los sectores prioritarios para la interacción de La Habana en el marco de la asociación pueden ser: salud, industria, energía, transporte y el complejo agroindustrial.

El 24 de septiembre, la delegación de la República de Cuba, encabezada por el Viceprimer ministro Ricardo Cabrisas Ruiz, visitó la Comisión Económica Euroasiática (CEE). Como parte de esta visita oficial, se llevaron a cabo consultas conjuntas de la Comisión, los países de la Unión Económica Euroasiática y la República de Cuba, con el objetivo de aclarar ciertas cuestiones relativas a la concesión al país latinoamericano del estatus de Estado observador ante la UEE. Además, en este día, la delegación cubana se reunió con el Presidente de la Junta Directiva de la CEE, Mijaíl Miasnikóvich, y con el Ministro de Integración y Macroeconomía de la CEE, Serguéi Gláziev. Anteriormente, el Consejo Económico Supremo Euroasiático fue informado sobre el deseo de la Isla de la Libertad de obtener el estatus de Estado observador ante la UEE, por lo que los Jefes de los Estados de la asociación recibieron instrucciones para llevar a cabo negociaciones conjuntas con la República de Cuba para aclarar cuestiones técnicas y futuras perspectivas de cooperación.

Durante la visita oficial a la sede de la CEE, los Vicecancilleres de los Estados de la UEE anunciaron su apoyo incondicional a la iniciativa del país latinoamericano y señalaron que la asociación ya estaba interactuando con Cuba en el marco del Memorando firmado en 2018, sin embargo, existía un gran deseo mutuo de profundizar la cooperación. Se supone que el Consejo Económico Supremo Euroasiático tomará una decisión este año, ya que la Comisión, por su parte, ha completado todos los trámites necesarios para llevar este asunto a consideración de los Presidentes de los Estados de la UEE.

ecuador en directo

Ricardo Cabrisas Ruiz durante la visita oficial a la Comisión Económica Euroasiática (CEE), 24 de septiembre de 2020.

Fuente: Ecuador En Directo.

Cabe destacar que el volumen de comercio mutuo de la unión con Cuba es todavía bajo. Los mejores indicadores se dieron en 2018, cuando el intercambio comercial total ascendió a unos $ 420 millones de dólares estadounidenses. Esto se debe principalmente al hecho de que el comercio se realiza principalmente solo con la Federación de Rusia (95% del total). Según las previsiones de los analistas económicos, las posibilidades de interacción entre los países de la UEE y Cuba son mucho más altos.

Hasta la fecha, no se ha agotado el potencial de las economías de ambas partes. Por ejemplo, debido a una cierta escasez de maquinaria agrícola en Cuba, un país latinoamericano puede estar interesado en productos de ingeniería mecánica (en particular, de Kazajstán y Rusia). A su vez, la Isla de la Libertad puede ofrecer su experiencia profesional en la industria farmacéutica y biomedicina, que será de interés para los Estados de la UEE. Como parte de las consultas del 24 de septiembre, se mencionó que la Unión Económica Euroasiática y Cuba podrían iniciar una producción farmacéutica conjunta.

Los proyectos de inversión conjunta se debatieron “al margen” de las negociaciones. Por ejemplo, es posible construir fábricas farmacéuticas en los Estados de la UEE utilizando el potencial intelectual de los cubanos en el campo de la salud. Otro ejemplo es la construcción de plantas de ensamblaje para la producción de maquinaria agrícola en Cuba, a partir de las mejores prácticas de la industria automotriz de los países miembros de la unión.

A pesar de las constantes críticas de la UEE desde diferentes lados, esta asociación, a lo largo de casi seis años de su existencia (fecha de establecimiento: 1 de enero de 2015), logró concluir acuerdos sobre zonas francas con países como Vietnam, Singapur, Serbia, y también acercarse a la creación de tales zonas con casi una docena de Estados más. Sin embargo, la UEE tiene un solo observador oficial hasta el día de hoy: desde 2018, Moldavia tiene este estatus.

Hasta hace poco, la participación de Cuba en la unión de integración se encontró con cautelosas objeciones de varios Estados de la UEE. En particular, los temores vinieron de los representantes de Kazajstán, quienes argumentaron que el país latinoamericano podría tener ilusiones de que con la consecución del estatus de observador, la Isla de la Libertad comenzaría a reclamar todos los privilegios y beneficios dentro de la UEE. Por esta razón, la parte kazaja hizo una propuesta para desarrollar con más detalle los criterios para este mismo formato de interacción.

A pesar de la extraordinaria situación que se presentó este año relacionada con la pandemia del coronavirus, continuaron las reuniones de la UEE y Cuba. Y de una forma u otra, hoy se puede resumir con confianza el hecho de que las negociaciones sobre el estatus de observador de La Habana ya han llegado a la recta final. Así, la Unión Euroasiática tiene un observador del Nuevo Mundo, y la UEE adquiere una cobertura “transatlántica”. A pesar de que el volumen de cooperación aún no es muy alto, el estatus de observador brindará a la Isla de la Libertad la oportunidad de intensificar significativamente esta interacción.

 

Si ha encontrado un error ortográfico, por favor, notifíquenoslo seleccionando ese texto y pulsando Ctrl+Enter.

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633

Spelling error report

The following text will be sent to our editors:

UA-134371625-1