Image default
Cultura Noticias

La Llorona: los fantasmas del pasado siempre están entre nosotros

“La Llorona”, dirigida por el director guatemalteco Jayro Bustamante, es un drama más que una película de terror. Para hablar abiertamente de lo que generalmente se mantiene en silencio, los autores utilizan elementos de terror, así como elementos del folklore y el realismo mágico. Este “género híbrido” permite plantear temas complejos de poder, violencia, discriminación, culpa y justicia.

Figurado en la lista corta para el Oscar 2021 a la Mejor Película Internacional, La Llorona (@lalloronapelicula) da una impresión compleja y atormentadora. La película se refiere a uno de los capítulos más trágicos de la historia de Guatemala: la guerra civil de 1960–1996 y el genocidio de la población indígena que tuvo lugar a principios de la década de 1980. A través del prisma del folclore latinoamericano y la filosofía del realismo mágico, la película llora a miles de víctimas del conflicto y trata de llamar la atención sobre el episodio dramático y doloroso de la historia nacional, porque incluso después de décadas la tragedia nacional sigue resonando en la sociedad guatemalteca.

Una captura de pantalla de
Una captura de pantalla de “La Llorona”.

Sobre la trama de la pelí

La narración de la película “La Llorona” procede de la figura de un anciano, el exdictador Enrique Monteverde, quien es juzgado y declarado culpable del genocidio de los nativos mayas. Sin embargo, el veredicto es anulado por el tribunal superior que permite que el general regrese a su lujosa mansión. El público recibe la decisión del corte con disgusto y protestas continuas frente a casa del dictador. Todos los días los manifestantes lanzan folletos con fotografías de los desaparecidos, coreando: “Sin justicia no hay paz”. Cada noche, el propio exdictador y los miembros de su familia caen en el poder de acontecimientos místicos al borde de la locura. Y el otrora vasto equipo de sirvientes se dispersa por temor al espíritu vengativo de La Llorona, que convierte la mansión en un verdadero infierno personal para la familia Monteverde.

¿Quién es La Llorona?

La Llorona es un personaje popular en el folclore latinoamericano. Según una de las versiones de la tradición oral, conocida en la mayoría de los países latinoamericanos, La Llorona es el espíritu de una mujer abandonada por su esposo, quien ahogó a sus propios hijos. La Llorona deambula de noche por las riberas de los ríos y llora de dolor y desesperación, buscándolos.

Jayro Bustamante reinterpreta el carácter folclórico. Lleva a La Llorona de la vieja leyenda a la modernidad y cambia la tonalidad de su existencia, la libera y le da el poder que le falta en la sociedad patriarcal tradicional. La Llorona de Bustamante ya no está condenada a vagar. Ahora llora el trágico destino del pueblo guatemalteco y se venga del dolor y sufrimiento de los nativos mayas en una especie de mundo fantástico, sujeto a los cánones de la verdadera justicia.

Sobre los prototipos

La persona real detrás del dictador ficticio Enrique Monteverde no presenta mucha intriga.

José Efraín Ríos Montt es un político de extrema derecha, general de brigada y participante activo en la guerra civil en Guatemala. En 1982, el general Ríos Montt lideró un golpe militar para derrocar a una insurgencia guerrillera y se proclamó el presidente del estado. Después de 17 meses, él mismo fue derrocado como resultado de otro golpe, pero el período de su gobierno se convirtió en uno de los más brutales de los 36 años de conflicto armado.

La destitución del poder no impidió que Ríos Montt hiciera una carrera política e incluso se postulara para presidente a principios de la década de 2000. Solo en 2012 expiró su mandato parlamentario, y en 2013 él, junto con varios otros generales, fue procesado por cargos de genocidio y crímenes de lesa humanidad. El tribunal lo declaró culpable y lo condenó a 80 años de prisión, pero el Tribunal Supremo anuló el veredicto por un error de procedimiento. En 2015 se reanudó el juicio, pero debido a la demencia diagnosticada y, como consecuencia, la incapacidad establecida, el tribunal decidió suspender el procesamiento. En 2018, Ríos Montt murió de un infarto entre los miembros de su familia a la edad de 91 años.

¿De qué trata realmente la película?

La Llorona es una historia sobrenatural de atrocidades reales cuya escala es difícil de imaginar. La cifra de muertos y desaparecidos durante el conflicto armado interno en Guatemala, donde en 1996 la población era de menos de 11 millones de personas, superó las 200 mil, de las cuales cerca de 100 mil fueron víctimas del genocidio.

“La Llorona” es un gran ejemplo de cómo la película de horror no se trata necesariamente de efectos de sonido, gritos fuertes y ríos de sangre en la pantalla. No verá ninguno de estos, a pesar de los horribles hechos en la base de la película.

Esta película se trata de un hombre cuyo crimen es tan terrible que puede envenenar el alma no solo de él, sino de todos los que lo rodean, y la su culpa es tan grande que la retribución por sus pecados proviene del inframundo.

La primera escena ya nos prepara para una atmósfera de misticismo, pero la tensión se acumula gradualmente con desarrollo de la historia. Esté preparado para que algunos episodios dejen una dolorosa impresión de extrema lentitud. Los planos visuales de la película son escasos, los detalles más significativos de la narrativa se dan indirectamente, con trazos y medias pistas, y algunos detalles nunca se revelarán. Y el horror real también quedará inexpresado, porque no radica en esas manifestaciones místicas que enfrentan los héroes de la película. Todo esto no es más que una abstracción llena de significados simbólicos y referencias a otras obras icónicas del género de terror. El verdadero horror de esta historia radica en la crueldad humana, el cinismo, la arrogancia, la negación y la represión, que se ahogan en un océano de dolor humano abrumado la mansión convertida en la tumba.

Jayro Bustamante
La Llorona ganó el premio del jurado FEDEORA a la mejor película en el Festival de Cine de Venecia 2019. Foto: Diario de Centroamérica.

“La Llorona” es una película lúgubre, sutil y exigente que anima al espectador a reflexionar profundamente sobre la naturaleza humana, su parte vicioso y sus manifestaciones más repugnantes.

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633
UA-134371625-1