Image default
Economía

Cómo América Latina afronta su peor crisis en 200 años

A fines de marzo, el Banco Interamericano de Desarrollo publicó su informe anual, en el que señaló que los países de América Latina y el Caribe están experimentando la mayor caída en el desempeño económico en dos siglos. ¿Podrán los Estados latinoamericanos recuperarse de una crisis tan profunda? ¿Qué podría ayudar a América Latina a recuperarse de la pandemia de coronavirus?

El 20 de marzo, la oficina de prensa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) emitió un comunicado oficial de que América Latina necesitará una mejor política fiscal para asegurar una recuperación sostenible mientras sus economías se recuperan de la peor recesión de los últimos 200 años. Según las estimaciones de esta estructura internacional, en 2021, la producción debería mostrar un aumento del 4,1% a medida que continúe el despliegue de vacunaciones masivas y continúe la apertura de empresas. Según cifras oficiales, el descenso de los indicadores económicos en 2020 fue del 7,4%, que es el valor más alto de todos los años desde 1821, cuando algunos países latinoamericanos seguían luchando por su independencia de España.

Hoy, en medio de la pandemia de COVID-19, la región de América Latina se encuentra en una modesta recuperación, ya que el crecimiento más débil de los EE. UU. y la UE, el uso más lento de vacunas y las nuevas cepas de virus limitan el crecimiento económico en 2021 al 0,8%. En base a este escenario, en 2022 habrá un retorno a la recesión, y en 2023 – al crecimiento – una recuperación según el principio de la letra “W”.

Además, América Latina vuelve a enfrentarse a altas tasas de desempleo, que en un futuro cercano podría conducir a un aumento de la pobreza extrema, mientras que los sistemas de salud están funcionando al límite. Según las estadísticas, la región de América Latina y el Caribe, donde vive 8% de la población mundial, representa aproximadamente una cuarta parte de todas las muertes causadas por complicaciones del virus COVID-19.

1 duna
Eric Parrado señaló que en 2019 la región de América Latina “voló con un motor defectuoso”, y en 2020 su otro “motor” resultó dañado. Fuente: Duna.

Uno de los expertos del Banco, Eric Parrado, señaló que en 2019 la región latinoamericana “voló con un motor averiado”. Y en 2020, “otro motor resultó dañado”. Ahora los países se enfrentan la tarea de llevar a “este avión a un lugar seguro, rescatar a los pasajeros y preparar las reparaciones necesarias”.

Un dato interesante es que en el contexto de la pandemia ardiente en todo el mundo, los Gobiernos de los países de la región proporcionaron alrededor de medio billón de dólares estadounidenses en apoyo financiero, mientras que los “paquetes” de programas promediaron alrededor del 8.5% del PIB en 19% en economías avanzadas. Esto es lo que provocó el crecimiento de la deuda pública al 72% del PIB en 2020 desde el 58% en 2019.

Por supuesto, hoy los indicadores económicos de cada uno de los países de la región, en primer lugar, dependerán de una sola variable. Si hace tan solo unos meses el mundo entero luchaba contra la propagación de un coronavirus inexplorado, hoy todo el mundo tiene otra preocupación: cómo acceder rápidamente a las vacunas y vacunar a la población. En esto, los Estados de América Latina y el Caribe son “plataformas” únicas. El COVID-19 llegó aquí mucho más tarde que a otras regiones, y la forma en que se lleva a cabo el proceso de vacunación masiva aquí no tiene paralelo en otros lugares.

Cabe destacar que ni un solo país de América Latina y el Caribe (ni siquiera los más avanzados tecnológicamente: Brasil, México, Chile y Argentina) tiene capacidades propias y base científica y técnica para el desarrollo y producción de su propia vacuna y esto no se trata solo del coronavirus. Lejos de la vanguardia del progreso mundial desde hace varios años, los países latinoamericanos a menudo luchan contra el virus lo mejor que pueden y esperan ayuda externa. A su vez, los sistemas regionales de salud son extremadamente débiles e ineficaces en caso de cualquier emergencia.

Es por ello que América Latina se ha convertido en el mercado más rentable no solo para el suministro de vacunas por parte de los países que las desarrollan, sino también para establecer su producción. Hoy, Rusia, China, los Estados Unidos, India están tratando de ofrecer a los países de la región su vacuna, lo que lleva a que, por un lado, exista una escasez del fármaco en sí para la población local, y por otro lado – existen casos masivos de abuso de autoridad por parte de funcionarios del más alto rango que buscan acceder a las vacunas ya sea fuera de turno, o simplemente por conocido (uno de los ejemplos ilustrativos fue Argentina y el escándalo argentino, que los medios nacionales denominada “vacunación VIP”).

2 el economista
La actual “epopeya del coronavirus” ha dejado al descubierto los problemas con la situación de salud en la región, ya bien conocida por los países de América Latina desde hace mucho tiempo.

En general, la “epopeya del coronavirus” imperante, que aún está lejos de terminar, ha dejado al descubierto los problemas con la situación de salud en la región ya conocidos por los países latinoamericanos desde hace mucho tiempo. La falta de un sistema preventivo establecido, la escasez de personal médico y de medicamentos básicos y salas de terapia, sin mencionar las tecnologías avanzadas, la corrupción de los funcionarios, así como la financiación insuficiente, han llevado al hecho de que la gran mayoría de los Estados sufren pérdidas significativas por la consecuencias de la pandemia. Y esto se suma a varios tipos de cuarentenas, restricciones y prohibiciones en el ámbito económico.

En resumen, cabe señalar que en su comunicado, los representantes del Banco Interamericano de Desarrollo señalaron que a pesar de las consecuencias de la pandemia y la “carrera” de las vacunas, hoy los países latinoamericanos necesitan reestructurar su política fiscal, mientras que los países con altos ingresos fiscales y los elevados gastos pueden beneficiarse de programas de transferencias sociales más eficientes y más focalizados. Según los expertos de esta estructura internacional, los Estados deberían invertir en proyectos con altos beneficios sociales y de crecimiento, crear la infraestructura de la economía digital e invertir en un futuro más sostenible ambientalmente.

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633
UA-134371625-1