Image default
Política

Elecciones Presidenciales en Perú: ¿Quién finalmente ganó?

Tras de una semana después de la segunda vuelta de las Elecciones Presidenciales en Perú, el recuento de votos ha llegado al 100%. Según los resultados del organismo electoral del país, el candidato de las “fuerzas de izquierda” Pedro Castillo obtuvo el 50,125% de los votos, lo que determina su victoria. ¿Por qué razón muchos peruanos no están de acuerdo con esta decisión? ¿Cómo cambiará el rumbo político del país latinoamericano?

El martes, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) proporcionó un conteo de votos del 100%, según el cual el candidato del partido de izquierda “Perú Libre” Pedro Castillo (José Pedro Castillo Terrones) está a la cabeza con una puntuación del 50,12%, que es de 8 835 579 votos; y su principal oponente, la conservadora de extrema derecha del partido “Fuerza Popular”, Keiko Fujimori (Keiko Sofía Fujimori Higuchi) obtiene el 49,87%, lo que equivale a 8.791.521 votos. Así, Castillo logró ganar por un margen de tan solo 44.058 votos. Sin embargo, el ganador del proceso electoral aún no ha sido anunciado oficialmente.

El miércoles pasado, Keiko Fujimori anunció que exigía la anulación de 802 actos electorales, que ascienden aproximadamente a 200.000 votos. Según el medio de comunicación peruano “Ojo Público”, el partido “Perú Libre” también presentó 148 solicitudes de irregularidades electorales con el fin de anular una determinada cantidad de votos.

2 1
La Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú (ONPE) proporcionó un conteo de votos del 100%, según el cual Pedro Castillo lidera con 50,12% y Keiko Fujimori recibe 49,87%.

Estas solicitudes de anulación se presentan a comisiones electorales especiales dispersas por todo el país. Estas instituciones tienen tres días hábiles para decidir sobre la conveniencia de su consideración. Luego el partido político tiene tres días más para apelar cualquier decisión y, finalmente, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) también tendrá tres días para considerar la apelación en este caso. Según el Director Ejecutivo del Instituto Peruano de Derecho Electoral (IPDE), José Manuel Villalobos, tal proceso sobre la nulidad de los actos de votación podría retrasar el anuncio del ganador en unas dos semanas.

El martes, horas después de que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) contabilizó el 100% de los votos, Castillo se dirigió a sus seguidores desde el balcón de la sede del “Perú Libre” en el centro de Lima. En su discurso, destacó que “ha llegado el momento de la mayor unidad del pueblo peruano en la lucha no solo contra la pandemia, sino también contra otras “pandemias” que se han presentado a lo largo de estos 30 años”. Según él, el martes por la noche debería ser no solo un acontecimiento alegre, sino también lleno de gran responsabilidad. Pedro Castillo llamó a sus partidarios a lo que “no hay que dejarse llevar por las ilusiones ni pretender ser despiadados, porque se está iniciando una verdadera batalla que acabará con la desigualdad en Perú”. Además, en su declaración, Castillo apeló a las autoridades electorales con un llamamiento “de una vez por todas para que dejen de molestar al pueblo peruano y respeten su voluntad”.

Por su parte, Keiko Fujimori confía en que las acciones que tome con respecto a los órganos electorales conducirán finalmente a la victoria de su candidatura. La líder del ultraconservador partido “Fuerza Popular” también se acercó a sus partidarios y señaló que a pesar del surgimiento del resultado, faltaba lo más importante, es decir, la valoración de las acciones inconclusas que debe tomar el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en relación con las solicitudes de cancelación. “Confiamos en las autoridades electorales y, sobre todo, sabemos que cuando consideren estas irregularidades, lo más probable es que estén de acuerdo con nosotros”, dijo Fujimori. Además, instó a sus partidarios a continuar las manifestaciones pacíficas en apoyo de su candidatura.

Aún no está claro cuánto durará la lucha política. Sin embargo, a juzgar por las declaraciones, ninguno de los candidatos pretende ceder ante el otro. El maestro rural y líder sindical Pedro Castillo del partido de izquierda “Perú Libre” es ahora popular entre los peruanos en áreas rurales remotas del país latinoamericano. Por su parte, Keiko Fujimori todavía tiene la oportunidad de recuperar el puesto gracias a los votos aún no contados de los peruanos residentes en el exterior. Un candidato del partido ultraconservador de derecha, “Fuerza Popular”, denunció posibles irregularidades y “señales de fraude” sin presentar pruebas.

nbc news
Pedro Castillo apeló a los órganos electorales con un llamamiento “de una vez por todas para que dejen de molestar al pueblo peruano y respeten su voluntad”. Fuente: NBC News.

En su programa de campaña, el candidato del partido marxista de izquierda radical “Perú Libre” prometió nacionalizar sectores clave de la economía y aumentar los impuestos. Durante la campaña electoral, Keiko Fujimori intentó presentar a Castillo a sus partidarios como un líder capaz de transformar a Perú en una nueva Venezuela o Corea del Norte. El candidato de las fuerzas de “izquierda”, hablando de su oponente, no se cansaba de recordar a sus seguidores la historia de la familia Fujimori y una serie de escándalos de corrupción asociados a ella.

Cabe recordar que Keiko Fujimori es la hija del ex Jefe de Estado Alberto Fujimori (Alberto Ken’ya Fujimori), quien se encuentra cumpliendo condena de prisión por un caso de corrupción y abuso de poder. La candidata del partido “Fuerza Popular” es partidaria del modelo neoliberal de la economía, que implica bajar los impuestos y fomentar la actividad empresarial.

Perú ha reemplazado a cuatro presidentes en los últimos tres años. Siete de los últimos diez presidentes del país sudamericano han sido acusados ​​de corrupción. Varios medios internacionales se han referido más de una vez a la triste tendencia peruana de los últimos años: “de la presidencia al tribunal”. En 2017, Alberto Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad y corrupción; Alejandro Toledo ha sido acusado de aceptar sobornos de la constructora “Odebrecht” y se espera que sea extraditado de los Estados Unidos; Alan García (Alan Gabriel Ludwig García Pérez) se suicidó en 2019, cuando estaba a punto de ser arrestado por cargos de corrupción; Ollanta Humala (Ollanta Moisés Humala Tasso) es procesado por los cargos de financiamiento ilegal de su campaña electoral; y Pedro Pablo Kuchinski renunció en marzo de 2018 tras ser acusado de recibir pagos ilegales de la empresa brasileña “Odebrecht” y actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario. Posteriormente, Martín Vizcarra (Martín Alberto Vizcarra Cornejo) se incorporó a esta larga “lista negra”.

Los próximos días mostrarán de qué manera se desarrollará el Perú. Sin embargo, una cosa es muy clara: la segunda vuelta de la votación, que se llevó a cabo el 6 de junio, se convirtió en un hito importante en la historia moderna del Estado sudamericano, porque los resultados de este proceso electoral determinarán el destino futuro del pueblo peruano. Ahora “en juego” no está solo la lucha de las fuerzas de “izquierda” que buscan vengarse de los conservadores de ultraderecha, sino el principal dilema: qué lugar ocupará el Perú en la configuración geopolítica a niveles regional e internacional.

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633
UA-134371625-1