Las elecciones en la República Dominicana: la “exclusión de centro-izquierda” regional

Iuliia Vashchenko
Iuliia Vashchenko
Ph.D. en Ciencias Políticas,
La Paz, Bolivia

El 5 de julio, en la República Dominicana se celebraron elecciones generales, a pesar de la furiosa pandemia en la región. Una victoria convincente en la primera vuelta del proceso electoral fue ganada por un candidato del “Partido Revolucionario Moderno”, Luis Abinader. ¿Qué se sabe sobre el nuevo líder del país latinoamericano? ¿Cómo cambiará el “mapa político” de la región?

Hoy, considerando una serie de factores controvertidos del desarrollo político moderno de los países latinoamericanos (la llegada al poder de México en diciembre de 2018 de un político populista de izquierda, Andrés Manuel López Obrador; el regreso de los peronistas y sus aliados de izquierda en Argentina, representados por el nuevo Presidente Alberto Fernández), en general, la gran parte de América Latina y el Caribe está bajo el dominio de las fuerzas de “derecha”. Sin embargo, la “deriva a la derecha” final de América Latina, por supuesto, aún no ha tomado forma. Una de las pruebas de la continuación de la tradición de “izquierda” en la región fue la victoria del candidato de centro-izquierda, Luis Abinader (Luis Rodolfo Abinader Corona), en las elecciones generales celebradas el 5 de julio en la República Dominicana.

La primera vuelta de las elecciones fue para el partido gobernante “Partido de la Liberación Dominicana” (PLD) una verdadera prueba de la “fuerza”. Cabe mencionar que en las elecciones municipales de febrero, este ganó el 33.8% de los votos (y llegó a la victoria en la capital de la república – la ciudad de Santo Domingo), perdiendo el primer lugar con un resultado del 39.1% de los votos del partido socialdemócrata “Partido Revolucionario Moderno” (PRM), que participa en el Foro de São Paulo (FSP) y forma parte de la asociación internacional de centro-izquierda Alianza Progresista (AP). “PRM” es un partido bastante “joven”, fundado en 2014 por su actual líder, Luis Abinader.

Además, las elecciones municipales de febrero mostraron que, a pesar de las grandes pérdidas, el “Partido Revolucionario Dominicano” (PRD) también sigue siendo el tercer partido más popular en la República Dominicana, con el apoyo del 5% de la población. En cierto período, la fuerza dominicana de “izquierda” más influyente, creada en 1939, perdió su popularidad no solo por la división hace seis años. Ya a principios del siglo XXI, el “PRD” contaba con el apoyo de más del 40% de la población, sin embargo, una serie de hechos de liderazgo corrupto, fuertes lazos con grupos militares y corporaciones transnacionales, así como un curso “amistoso” hacia Washington durante el período en que el partido estaba en el poder en principios de la década de 2000, tuvo un impacto muy negativo en la imagen del bloque político a los ojos de los votantes.

Las elecciones municipales celebradas en febrero se convirtieron en un verdadero “colapso de la pluma” para los partidos políticos y las alianzas. Por lo tanto, sus resultados demostraron que más del 80% de los votos fueron recibidos por las fuerzas de “izquierda” y “centro-izquierda”. Los principales rivales en la lucha por el poder político en la “carrera” electoral de julio fueron los partidos de orientación centro-izquierda: “Partido de la Liberación Dominicana” y “Partido Revolucionario Moderno”. De hecho, la existencia de una cierta exclusión de “centro-izquierda” de la República Dominicana en el marco del actual “mapa político” de la región es muy evidente.

Después de las elecciones generales del 5 de julio en la República Dominicana, el 7 de julio, la Comisión Electoral Central del país latinoamericano publicó los datos oficiales de conteo del 94% de los votos, según los cuales Luis Abinader ganó por un amplio margen. Según los resultados, el ganador del “Partido Revolucionario Moderno” alcanzó 52.3%, Gonzalo Castillo (Gonzalo Castillo Terrero) del “Partido de la Liberación Dominicana” (el partido del vigente Presidente Danilo Medina) – alrededor del 37%. El representante del bloque político “Fuerza del Pueblo”, Leonel Fernández (Leonel Antonio Fernández Reyna) recibió el 8,79%.

Según la Constitución actual de la República Dominicana (aprobada el 10 de enero de 1947), para evitar una segunda vuelta de votación, uno de los candidatos debe contar con el apoyo de más del 50% de los votantes. Así, Luis Abinader predeterminó el destino del proceso electoral después de los resultados de la primera vuelta. ¿Quién es el nuevo Presidente dominicano? ¿Qué se sabe sobre el líder del “Partido Revolucionario Moderno”?

Luis Abinader (nacido el 12 de julio de 1967 en Santo Domingo) es un político, economista y empresario dominicano. El futuro Presidente proviene de la familia de un empresario y el político nacido en Líbano, José Rafael Abinader Wasaf. Su madre es originaria de la ciudad La Vega, considerada la capital del famoso carnaval dominicano. Abinader obtuvo una licenciatura en economía del Instituto de Tecnología de Santo Domingo, y luego se graduó el programa posgrado en gestión de proyectos en el Instituto de Arthur D. Little de Cambridge. También estudió finanzas corporativas e ingeniería financiera en la Universidad de Harvard, así como administración en el Colegio Dartmouth.

Actualmente, Luis Abinader está casado con Raquel Arbaje Soni, hija de un empresario libanés, la familia tiene tres hijas. Actualmente, Abinader es el Vicepresidente Ejecutivo del Grupo de Empresas “ABICOR”, que ha estado desarrollando proyectos inmobiliarios desde principios de los años 70 del siglo XX. Desde 1986, también ha trabajado en el campo de los proyectos turísticos.

En las elecciones generales de 2012, Abinader fue candidato para el cargo de Vicepresidente del “Partido Revolucionario Dominicano”. En 2014, se convirtió en uno de los fundadores del “Partido Revolucionario Moderno”, y en 2016 se postuló para las elecciones generales para la presidencia. Sin embargo, ganó Danilo Medina (Danilo Medina Sánchez), quien en ese momento era el actual Jefe de Estado y fue reelegido para un segundo mandato. El partido de Luis Abinader también por primera vez en muchos años, en su mayor parte, ganó las elecciones municipales, así como las elecciones al Congreso.

El nuevo Jefe de Estado de la República Dominicana asumirá el cargo el 16 de agosto de 2020. Sin embargo, hoy en día varios medios latinoamericanos están discutiendo del “simbolismo” de la victoria del político de las fuerzas de “izquierda” en las elecciones. Según los observadores regionales, la principal “señal del destino” es que el nombre completo del triunfo electoral es Luis Rodolfo Abinader Corona, y su campaña tuvo lugar en medio de la pandemia de coronavirus (una enfermedad que a menudo se llama la “corona” en muchos países).

El nuevo líder encontrará una tarea complicada, porque la República Dominicana difícilmente puede considerarse uno de los países más prósperos y estables de América Latina. Además, el Jefe de Estado electo tendrá que desarrollar e implementar un plan de acción claro e intransigente para sacar al país latinoamericano de la crisis socioeconómica que enfrentó en relación con el brote de la pandemia en la región. Otro problema que el nuevo gobierno tiene que abordar, es más de la mitad de la fuerza laboral empleada en el sector económico “informal”. Además, en gran medida, la economía estatal continúa dependiendo de la inversión extranjera y de la transferencia de fondos de emigrantes dominicanos que viven principalmente en los Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

56296633