Noticias,  Sin rúbrica

¿Cómo podría Argentina expulsar a Brasil del MERCOSUR?

Los resultados de las “primarias” en Argentina no solo despertaron a toda la comunidad mundial, sino que también alarmaron particularmente a las fuerzas de “derecha” en la región. En primer lugar, cabe señalar al líder brasileño Jair Bolsonaro, quien expresó su extrema preocupación por el futuro de América del Sur, en caso de victoria en la segunda etapa de “peronistas de izquierda”. ¿Qué debe esperar la región en caso de un nuevo giro a la “izquierda” en Argentina?

El MERCOSUR (Mercado Común del Sur) es la asociación comercial y económica más grande de Sudamérica, fundada el 26 de marzo de 1991, cuando se firmó un documento en la ciudad de Asunción en la reunión de los Presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay que estableció una Unión Aduanera y mercado común entre los cuatro Estados. Los miembros asociados del bloque son Bolivia y Chile. Hoy, MERCOSUR une a 250 millones de personas y más del 75% del PIB total del continente.

A fines de junio de este año, la UE y la Unión Económica y de Comercio Sudamericana del MERCOSUR concluyeron un acuerdo de libre comercio. Este acuerdo busca abolir la mayoría de los aranceles sobre la exportación de bienes de la UE a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, países que participan en la asociación subregional. Según los observadores económicos, las empresas europeas podrán ahorrar alrededor de 4.000 millones de euros al año gracias al comercio libre de impuestos. El documento bilateral cubre automóviles y autopartes, productos químicos y farmacéuticos, industrias ligeras y textiles, así como productos de confitería, bebidas alcohólicas y una serie de productos alimenticios.

Según datos oficiales de la UE, este acuerdo cubre a unos 780 millones de personas y fortalecerá los lazos políticos y económicos entre los países de la Unión Europea y el MERCOSUR. Además, el 28 de junio, en un comunicado de prensa de la Comisión Europea se enfatizó que la UE fue el primer socio comercial importante en concluir un acuerdo con una asociación sudamericana.

La tan esperada firma de este acuerdo fue precedida por largas y complejas negociaciones durante los últimos 20 años. De acuerdo con los términos del documento, Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay deberán abolir los aranceles dentro de 10-15 años, mientras que la UE comenzará a eximir de aranceles a la exportación de los países de la Unión Económica y Comercial Sudamericana inmediatamente después de que el acuerdo entre en vigencia. Para este fin, los firmantes deberán ratificar el documento. Sin embargo, un paso tan histórico, como la firma de un acuerdo de libre comercio entre el MERCOSUR y la UE, se ha convertido en evidencia de la viabilidad de la asociación subregional de América Latina.

Sin embargo, después del anuncio de los resultados de la primera etapa de las elecciones presidenciales en Argentina, se difundió de inmediato en la región que Brasil podría salir del mercado común sudamericano. El 15 de agosto, Ministro de Economía del Estado más grande de América Latina, Paulo Guedes (port. – Paulo Roberto Nunes Guedes), señaló en su declaración que en el caso de la victoria en las elecciones presidenciales en Argentina, representantes de las fuerzas de “izquierda” lideradas por Alberto Fernández (исп. – Alberto Ángel Fernández), Brasil abandonará la asociación subregional.

Según Paulo Guedes, el MERCOSUR es una herramienta con la que los países pueden abrir sus economías. El actual Gobierno brasileño cree que si Argentina se hace cargo de nuevo, aunque como Vicepresidenta, Cristina Kirchner (Cristina Elisabet Fernández de Kirchner) llegará al poder y, como antes, quisiera volver a “cerrarse”, en este caso el “gigante sudamericano” saldrá de la asociación. En su opinión, Brasil, en cualquier resultado, continuará trabajando para abrir su economía a actores externos.

Además, después del anuncio de los resultados de las “primarias” en Argentina, que tuvieron lugar en el Estado latinoamericano el 11 de agosto, comentando sobre este evento, el Presidente brasileño de “ultraderecha” Jair Bolsonaro (port. – Jair Messias Bolsonaro), dijo que el caos ocurriría en el país vecino en caso de llegada al palacio presidencial del tándem Fernández – Kirchner, a quien el líder brasileño llamó “bandidos orientados a la izquierda”.

Por cierto, el Ministro de Economía de Brasil en su declaración mencionó el creciente interés de parte de los Estados Unidos en la conclusión de un acuerdo comercial con el bloque subregional. Según Guedes, si Macri (Mauricio Macri) aún ganó la victoria en octubre, entonces Bolsonaro tiene una buena relación con él, y ambos tienen relaciones “amistosas” con Trump (inglés – Donald John Trump). En este caso, la Casa Blanca podrá pasar de la retórica a la práctica a “alta velocidad” y comenzar el proceso de negociación con el MERCOSUR.

No hay duda de que los cambios en la política económica de Argentina en caso de que los “peronistas de izquierda” lleguen al poder, afectarán la economía brasileña y la naturaleza general de las relaciones entre los dos países. Se cree que la firma del acuerdo histórico entre el mercado común sudamericano es, en primer lugar, el mérito del líder brasileño de “ultraderecha”, Jair Bolsonaro, y el actual Presidente de Argentina, Mauricio Macri. Un cambio en el Gobierno argentino conllevará un cambio en las pautas de política exterior y podrá afectar la política económica de este país, que inevitablemente afectará la economía del país más grande de América Latina.

Sin embargo, solo el tiempo dirá cómo las declaraciones impulsivas y los pasos precipitados del liderazgo actual de Brasil pueden convertirse en un problema grave para el MERCOSUR. Además, lo más probable es que, siguiendo consideraciones pragmáticas, el “gigante sudamericano” siga siendo parte del Mercado Común Sudamericano, porque sus puertas abiertas a los socios europeos podrán “sobornar” a Bolsonaro.

Deja un comentario

56296633