Noticias

Dakar – 2018: el aniversario exitoso en las extensiones de América Latina

Una de las competiciones más famosas en el mundo del deporte del motor y uno de los principales eventos internacionales del año que empezó rápidamente fue el “Dakar”.  “Dakar” continúa experimentando, tratando de aferrarse a su posición de líder, a pesar de las muchas dificultades objetivas y las maniobras de su competencia. En la actualidad, el “Dakar” tiene el segundo número mayor de audiencia de televisión después de la prestigiosa “Fórmula 1” y anualmente reúne en los caminos de sus pistas hasta cuatro millones de aficionados. Durante la actual 40 ° incursión en la historia y la décima, después de trasladarse a Sudamérica, los organizadores trataron de mantener las posiciones alcanzadas. En particular, por esta razón, la fecha de inicio se movió tanto como sea posible de las fiestas de fin de año – el rally comenzó el 6 de enero que estaba un poco días más tarde de lo habitual y, por primera vez después de cinco años regresaron a Perú, donde se llevaron a cabo los tramos de arena de la carrera.

En 2009 debido a una serie de problemas para garantizar la seguridad de los participantes y aficionados, el “Dakar” se trasladó de África a América del Sur. En ese momento parecía que la carrera estaba entrando en una era de prosperidad en la región tranquila, pintoresca y muy interesante para los fabricantes de automóviles. Sin embargo, contrariamente a todas las expectativas, todo resultó no ser tan simple. En la anterior ruta africana, al mismo tiempo, surgió una incursión de la competencia “Carrera de África” que cada año “roba” a los equipos fuertes y con experiencia, así como también a los ciclistas famosos.

En 2016 se surgieron varios problemas económicos y políticos en la región de América Latina, en las cuales el “Dakar” llegó en 2006. El primer país que se negó a dejar entrar una carrera popular hace dos años fue Chile que, debido al terremoto, enfrentó una crisis económica. Por razones económicas, luego se refirió Perú, y en el calendario del “Dakar” había solo dos países: Bolivia y Argentina. En 2017 aún lograron juntar a Paraguay, pero al final, dos etapas debido al mal clima tuvieron que ser canceladas. En esta temporada de aniversario, el “Dakar” volvió nuevamente al Perú, y también pasó por ciudades argentinas y bolivianas.

Este año cerca de 9000 kilómetros de recorrido con una longitud total de la carrera ha sido redactado de tal manera para que la parte final del rally-raid pasa en el territorio argentino pero mucho ya era evidente en las zonas en las dunas de Perú. Una parte importante de la distancia por razones de seguridad se colocó por separado para camiones y por separado, para automóviles de pasajeros con motocicletas. Los participantes del aniversario del rally-raid número 40 en la historia del 6 al 20 de enero superaron el territorio de Perú, Bolivia y Argentina. Sin embargo, una de las etapas fue cancelada debido al mal clima.

Para los rusos, el “Dakar-2018” una vez más se convirtió en un éxito. La tripulación rusa del equipo “KAMAZ-Master” dirigido por Eduard Nikolaev ganó el rally-raid en la clasificación general de los camiones. Los integrantes del equipo eran también Evgeny Yakovlev y Vladimir Rybakov. Antes de la última etapa, Nikolaev estaba a la cabeza en la clasificación general, adelantando al más próximo por 3 horas, 53 minutos y 59 segundos.

El segundo lugar está ocupado por el representante de Bielorrusia – Alexander Vyazovich (MAZ), el tercer lugar fue ocupado por Airat Mardeev, quien también apoya al “KAMAZ-Master”. Otro miembro del equipo ruso, Dmitry Sotnikov, ocupó el décimo lugar. Cabe señalar que Nikolaev es por tres veces ganador del “Dakar”. Previamente ganó el maratón en 2013 y 2017.

El “KAMAZ-Master” es el equipo con más títulos del “Dakar” en la clasificación de camiones. Ahora el equipo es el ganador por 15 veces del famoso rally-raid. En total, había 42 equipos en la clase de camiones, pero los rusos en sus vehículos nuevos durante toda la carrera se mantuvieron como favoritos incondicionales. Desde 2000, el “KAMAZ-Master” ha perdido solo los cuatro “Dakar”.

El 12 de febrero, en la capital institucional boliviana, los funcionarios de la Embajada de Rusia en Bolivia se reunieron personalmente con el equipo “KAMAZ-Master” y desearon a los participantes la victoria. El capitán del equipo Eduard Nikolaev señaló que la bienvenida particularmente cálida por segundo año es en la ciudad de La Paz.

 

En cuanto a la dimensión política del rally-raid “Dakar”, cabe destacar la ambigua actitud hacia la legendaria competencia deportiva por parte de los países latinoamericanos. Cada año, la carrera está causando más y más resonancia en los países de la región, el número de opositores también está aumentando: los lemas políticos están sonando cada vez más. Los residentes de los países por cuyas pintorescas extensiones el poderoso “Dakar” pasa como un “hilo”, juzgan los gastos de los Gobiernos para la celebración del evento deportivo a gran escala. En el centro de la crítica “anti-Dakar” están los problemas ambientales de la región. Después de 2016 cuando Chile se negó rotundamente a celebrar el “Dakar”, en Argentina y Bolivia nuevamente se comenzaron a hablar sobre la conveniencia de la carrera en la región de América Latina.

Este año las protestas más feroces contra el rally-raid tuvieron lugar en Bolivia. Cientos de personas se alinearon en la carretera y corearon lemas políticos contra el actual Presidente del país, Evo Morales, que ha estado en el poder desde 2006. En este momento, la celebración del “Dakar” ha coincidido con una serie de paros nacionales masivos dirigidos a la abolición de la enmienda de la Constitución Política del país, cuya finalidad es la posibilidad de planteamiento de que Morales puede ser candidato por tercera vez en las próximas Elecciones Presidenciales en el noviembre del año 2019.

Los manifestantes arrojaron objetos ajenos bajo de las ruedas del transporte que acompañaba el rally-raid. Al pasar la parte principal  la policía logro dispersar a los manifestantes que gritaban: “Queremos los hospitales, y no el Dakar”.

¿Necesitan el “Dakar” los latinoamericanos? ¿Vale la pena gastar enormes recursos financieros para un evento deportivo de escala mundial cuando hay una serie de problemas económicos graves en los países? ¿Cuáles son las consecuencias ambientales que los países de América Latina pueden enfrentar después de unos años del rally-raid pasando por sus extensiones? Año tras año estos temas se discuten más agudamente a nivel de los Gobiernos nacionales y en la dimensión regional. Durante mucho tiempo se quedara una carrera famosa en América Latina, no está claro. Como dice el famoso lema del fundador de la competencia, Thierry Sabine: “el “Dakar” es un desafío para los que decidieron y un sueño para los que se quedaron”. En 2019, el “Dakar” “se quedará” de nuevo en la región, y los Gobiernos de Bolivia, Perú, Argentina y Ecuador ya han expresado su voluntad de aceptar el rally-raid en sus sedes. Las autoridades chilenas también después de dos años están pensando en el regreso de la carrera a sus carreteras.

 

Deja un comentario