Noticias

Nuevos enfoques de los problemas de seguridad nacional e internacional en América Latina – “al margen” del I Seminario Internacional “Rol de las Fuerzas Armadas en la Actualidad”

El último cuarto del siglo XX y el comienzo del siglo XXI se caracterizan por un crecimiento mundial progresivo en el número de desafíos y amenazas sociales, económicas, tecnológicas y ambientales a diferentes niveles. Los fenómenos de crisis modernos se caracterizan por un grado de complejidad mayor causado por una nueva configuración de interrelaciones tecnológicas, financieras y políticas en sistemas socioeconómicos que determinan combinaciones cada vez más difíciles y predecibles de parámetros de riesgo de colisión y la escala de sus consecuencias. Además, las crisis se están convirtiendo cada vez más en un proceso autosostenido, que recuerda a un círculo «cerrado» debido a la incertidumbre de las causas y las relaciones de causa y efecto, y al manejo ineficaz de las mismas. La diferencia esencial en los tipos y naturaleza de las amenazas a la seguridad, sus fuentes y su escala requiere, respectivamente, diferencias en la organización del sistema de confrontación. Este sistema de confrontación, a su vez, consiste en un conjunto de prácticas, mecanismos y herramientas. Hasta la fecha, esto es importante para todos los países de la comunidad internacional, en particular, para aquellos estados que no tienen una moderna Doctrina de Seguridad Nacional, y también tienen una gran variedad de factores naturales, climáticos, socioeconómicos, políticos y culturales.

Los cambios en todo el mundo a finales del siglo XX – principios del siglo XXI y la situación relacionada de los ciudadanos de los países, el estado de la sociedad y las instituciones estatales, y el grado de relaciones internacionales han llevado a un gran interés en la política de seguridad nacional. Cada vez con mayor frecuencia, muchos foros, conferencias y reuniones internacionales tienen como objetivo comprender la importancia de las cuestiones de seguridad del Estado y el papel de las Fuerzas Armadas en el mundo moderno.

Es necesario señalar que muchos países de América Latina en los últimos años han recurrido a la experiencia de los países que tradicionalmente poseen fuertes sistemas de seguridad, así como herramientas y prácticas en defensa.

El viernes, el 1 de diciembre de 2017, bajo los auspicios del Ministerio de Defensa del Estado Plurinacional de Bolivia se celebró el I Seminario Internacional sobre “Nuevos enfoques y lineamientos sobre defensa, seguridad y desarrollo. El rol de las Fuerzas Armadas en la actualidad”. En el marco de este evento, se realizaron agregados militares en misiones diplomáticas de la Federación de Rusia, los Estados Unidos, Brasil y Argentina. El seminario fue inaugurado por el Viceministro de Defensa y cooperación al desarrollo integral de Bolivia, el Gral. José Luis Begazo Ampuero, quien hizo hincapié en la necesidad de desarrollar la propia Doctrina de Seguridad Nacional del Estado boliviano, denominado miembros de los representantes militares de compartir su vasta experiencia.

El primero de los expositores fue el agregado militar de la embajada de los Estados Unidos, el Cnl. David W. Diehl, quien en detalle demostró el sistema, los mecanismos y el papel de varias unidades de su país.

El Cnl. Viacheslav Egorov, el representante del agregado militar de la Federación de Rusia en Bolivia para analizar el papel actual del Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia para su consideración presentó los objetivos principales de la actividad de las Fuerzas Armadas, tanto en Rusia como en varias misiones en el extranjero.

El agregado militar de la misión diplomática de Argentina en Bolivia, el Cnl. Paulo Javier Pardo, señaló en su informe la importancia de la cooperación a nivel internacional en materia de defensa, seguridad, protección territorial y aplicación de la ley.

El Cnl. Walter José Rodríguez Alves, el representante de Brasil, enfatizó la necesidad de desarrollar una Doctrina unificada del Estado, fijando el conjunto de puntos de vista oficiales sobre las metas, objetivos, principios y direcciones principales para garantizar la seguridad del país.

Hay que señalar que la idea del Seminario no fue accidental, ya que en esta etapa de la historia de la que cambia dinámicamente, hay nuevas amenazas a la seguridad nacional e internacional, a menudo las viejas doctrinas pierden su eficacia, aparecen y se introducen nuevos mecanismos e instrumentos creados por las Fuerzas Armadas de los Estados. El seminario internacional, celebrado el 1 de diciembre, se convirtió en un foro abierto para el debate sobre nuevos enfoques y direcciones en el campo de la defensa. En este evento asistieron no solo los agregados militares y los funcionarios de las misiones militares de diferentes países, sino también los funcionarios de las misiones diplomáticas y las instituciones estatales de Bolivia.

Ya a los principios de 2017, el gobierno boliviano propuso celebrar un seminario internacional para intercambiar experiencias y prácticas de diferentes países en materia de defensa y seguridad. Este evento se hizo un resumen el Director de Planificación del Ministerio de Defensa del Estado Plurinacional de Bolivia, quien señaló que hoy Bolivia no tiene una doctrina de la seguridad nacional, en respuesta a las amenazas y desafíos modernos, por lo que la experiencia de otros países, la cooperación en la esfera militar, características geopolíticas, económicas y sociales – deberían se convierten en los principales postulados para el desarrollo del documento final durante el año 2018.

En las condiciones de la globalización y la desintegración del antiguo orden mundial que se desarrolló después de la Segunda Guerra Mundial, hubo una fuerte caída en el nivel de control por los procesos internacionales. Los sistemas y mecanismos previos de la seguridad internacional demostraron ser ineficaces, la inestabilidad regional y en parte global aumentó drásticamente. Esto, en particular, condujo al hecho de que la seguridad nacional estaba estrechamente vinculada a la internacional. La dimensión internacional de la seguridad nacional, que no ha sido cuestionada por nadie, ha aumentado muchas veces en los últimos años. De ahora en adelante, cualquier Estado puede sentirse relativamente seguro solo en las condiciones de la formación de un orden mundial nuevo y más justo que satisfaga los intereses de todos los países de la comunidad mundial. Las consecuencias de la globalización para garantizar la seguridad nacional e internacional son muy controvertidas. Crean oportunidades nuevas y previamente desconocidas para el desarrollo y la prosperidad de varios países, así como también desafíos y amenazas nuevas y extremadamente peligrosas. Para los países de América Latina, cuyo interés ha surgido desde el comienzo del siglo XXI, preservando por razones objetivas, la continuidad de sus desafíos regionales y geopolíticos, todos estos aspectos son particularmente importantes y relevantes.

 

 

Deja un comentario