Noticias

¿Qué promesa ya no ha cumplido Bolsonaro?

El 2 de abril se finalizó la visita oficial del Presidente de Brasil a Israel. Muchos de los medios de comunicación del mundo ya han comenzado a discutir ardientemente nuevos horizontes para las relaciones entre Brasil e Israel, que se describieron en Tel Aviv y Jerusalén. ¿Por qué la visita de Jair Bolsonaro a la Tierra Santa se hizo memorable? ¿Qué temas discutidos entre los dos líderes cambiarán el curso de la historia contemporánea?

El 31 de marzo, el Presidente brasileño Jair Bolsonaro (port. – Jair Messias Bolsonaro) viajó a Israel para una visita de tres días. Medios internacionales conocidos han apostado por el tema principal de la agenda del Presidente brasileño. Se esperaba que durante esta visita anunciara la inminente transferencia de la Embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén. Antes Bolsonaro había prometido cambiar la dirección de la misión diplomática de su país en el curso de su campaña electoral. Pero luego las autoridades brasileñas decidieron posponer el cumplimiento de la promesa. Los representantes de la administración del país latinoamericano creen que un paso tan audaz conllevaría consecuencias económicas, además, tal decisión podría tener un impacto negativo en las relaciones con los Estados árabes.

Unos días antes de la visita de Bolsonaro a Israel, algunos representantes de los medios de comunicación brasileños afirmaron que la comunidad evangélica presionó al Presidente y lo instaron a cumplir su promesa de transferir la Embajada a Jerusalén. Por otro lado, la comunidad empresarial brasileña exigió que Bolsonaro no transfiriera la Embajada, por temor a la cancelación de contratos por parte de los países árabes para el suministro de carne halal, que no viola las prohibiciones alimentarias del Islam. El volumen de comercio de carne halal se estima en $ 5 mil millones. Según los datos oficiales de la Asociación Brasileña de Exportadores de Carne, Israel es el segundo mayor comprador de carne brasileña, Irán es el tercero y Egipto es el cuarto más grande. Al final, los economistas del equipo de Bolsonaro, así como el poderoso lobby agrícola del Estado latinoamericano, se opusieron a la transferencia de la Embajada a Jerusalén.

El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu (Ing. – Benjamin “Bibi” Netanyahu) asistió a la ceremonia de inauguración de Jair Bolshonaro a fines de diciembre del año pasado. Y ahí entonces el Presidente de Brasil le dijo al Primer Ministro israelí que la transferencia de la Embajada sigue siendo solo una cuestión de tiempo. Cuando llegó al poder, a principios de este año, Bolsonaro prometió abrir una Embajada en Jerusalén, pero el día antes de la visita oficial, declaró que aún estaba estudiando cuidadosamente este tema y sugirió la apertura de una misión comercial brasileña en Jerusalén. Sin embargo, la visita de Bolsonaro antes de las elecciones en Israel ciertamente fue planeada para aumentar la calificación de Netanyahu.

Así, el Presidente brasileño se esperó en Israel una cálida bienvenida. Durante la visita, el líder brasileño hizo una declaración oficial de que Brasil pronto abrirá una misión comercial en Jerusalén, que se convertirá en una parte de la misión diplomática brasileña en Israel. Según el Jefe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo (port. – Ernesto Henrique Fraga Araújo), la oficina en Jerusalén pretende promover más activamente el comercio, la inversión, la tecnología y la innovación como una parte de la Embajada de Brasil en Israel. Sin embargo, el tema de la transferencia de la principal misión diplomática desde Tel Aviv ya no fue planteado por los representantes del Gobierno brasileño.

Cabe señalar que ya los Estados Unidos y Guatemala han trasladado las Embajadas de sus países a Jerusalén. A su vez, Paraguay también transfirió su misión diplomática a Jerusalén, pero casi de inmediato lo devolvió a Tel Aviv. La República Checa, Hungría y Eslovaquia ya han anunciado su intención de abrir oficinas comerciales y centros culturales en Jerusalén.

Durante la visita, el Primer Ministro Benjamín Netanyahu llamó a Bolsonaro como su amigo. El líder israelí destacó que después de asumir el cargo en enero de este año, lograron abrir una “nueva era en las relaciones brasileño-israelíes”. Netanyahu expresó su gratitud por el hecho de que después de solo tres meses, la primera dirección para una visita oficial fuera de América era Israel.

El 1 de abril, los líderes de los dos países fueron a Jerusalén, donde visitaron el Muro Occidental, y también el Presidente Bolsonaro se reunió con la comunidad brasileña en Israel. El 2 de abril, el Primer Ministro Benjamín Netanyahu y Jair Bolsonaro se convirtieron en invitados de honor en una exposición de innovación israelí. En el marco de la extensa exposición, se presentaron desarrollos innovadores de las empresas israelíes en los campos de la salud y la agricultura como “TytoCare”, “SpacePharma”, “CropX” y “Agrowing”. Además, Netanyahu, junto con Bolsonaro, participaron en el Foro de negocios “Israel-Brasil”.

En el marco de la visita de tres días, el Primer Ministro Netanyahu y el Presidente brasileño Bolsonaro firmaron los Acuerdos bilaterales en las áreas de seguridad, seguridad interna, aviación civil, ciencia y tecnología, así como los Memorandos de entendimiento en los campos de la salud y la ciberseguridad. En las reuniones asistieron: el Ministro Interino de Relaciones Exteriores y el Ministro de Transporte, Yisrael Katz, el Ministro de Seguridad Nacional, Gilad Erdan (Ing. – Gilad Menashe Erdan), el Ministro de Ciencia y Tecnología, Ofir Akunis, el Ministro de Energía, Yuval Steinitz, el Viceministro de Salud, Yaakov Litzman, la Viceministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Hotovely, y otros. La parte brasileña, junto con el Presidente, estuvo representada por: el Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo, el Ministro de Minas y Energía, Albuquerque Jr. (port. – Almirante de Esquadra Bento Albuquerque), el Ministro de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones, Marcos Pontes (port. – Marcos Cesar Pontes), el Ministro de Inteligencia y Estrategia, Augusto Heleno (port. – Augusto Heleno Ribeiro Pereira) y otros.

Como resultado de la visita oficial de Bolsonaro a Israel, varios observadores internacionales señalaron que las relaciones entre Brasil e Israel podrían alcanzar un nivel de cooperación cualitativamente nuevo. Después de todo, los medios ya han filtrado información de que la empresa petrolera estatal brasileña “Petrobras” participará en la última licitación israelí para obtener licencias para el derecho a extraer petróleo y gas en alta mar. Tal declaración del Ministro de Infraestructura Nacional, Energía y Recursos Hídricos de Israel, Yuval Steinitz, coincidió con un viaje a la Tierra Santa del Presidente brasileño, Jair Bolsonaro. Israel está listo para ofrecer a Brasil los últimos avances tecnológicos en las áreas de ciberseguridad, seguridad nacional y ciencia. A su vez, Brasil apunta a fortalecer su posición en el mercado israelí de alimentos.

Sin embargo, después de la visita, algunos representantes de los medios de comunicación latinoamericanos lanzaron una fuerte crítica al líder brasileño, acusándolo de no cumplir sus promesas políticas y de no seguir sus acciones. Pero, cabe señalar que Jair Bolsonaro y esta vez logró mostrar a toda la comunidad mundial que a pesar de su orientación de “ultra derecha”, no tiene la intención de tomar medidas drásticas. Si el actual Presidente de Brasil podría “equilibrarse” en la arena internacional y tomar decisiones equilibradas, se mostrarán los eventos más cercanos.

Deja un comentario