Noticias

Turbulencia política y escándalos de corrupción: cómo se prepara Bolivia para las elecciones

Iuliia Vashchenko  Ph.D. en Ciencias Políticas, La Paz, Bolivia
Iuliia Vashchenko
Ph.D. en Ciencias Políticas,
La Paz, Bolivia

A principios de mayo, Bolivia celebró 6 meses después de la crisis política, como resultado de la cual Evo Morales renunció y abandonó el país. Hace casi 200 días, el Gobierno de transición liderado por la Presidenta Interina Jeanine Áñez llegó al poder. Más de una docena de casos de corrupción, renuncias estridentes de funcionarios estatales, la crisis sanitaria causada por el brote global del virus COVID-19 y la aprobación de nuevas leyes contradictorias que están criticadas duramente por los líderes regionales e internacionales, son solo algunos de los temas que preocupan a los bolivianos en la actualidad. ¿Ha terminado la crisis política en Bolivia? ¿Sobre qué casos de corrupción están discutiendo hoy en todo el país?

Jeanine Áñez (Jeanine Áñez Chávez) asumió el cargo de Jefa de Estado mediante sucesión constitucional el 12 de noviembre de 2019 después de la renuncia de Evo Morales (Juan Evo Morales Ayma). Desde ese momento pasaron poco más de 6 meses. Hoy, los periódicos bolivianos continúan descubriendo nuevos asuntos que ensombrecen las actividades de la Presidenta Interina. Ella prometió restaurar la paz en el país, convocar elecciones y también “revelar las cadenas de corrupción del Gobierno anterior”, además de combatir “los abusos de poder en el uso de recursos estatales en favor de un partido político”, que se señaló en su discurso el 22 de enero, el Día del Estado Plurinacional.

Sin embargo, para ese momento, se habían registrado dos denuncias sobre abuso de poder en el Viceministerio de Políticas Comunicacionales y el Ministerio de la Presidencia. Danilo Romano fue nombrado por la Ministra de Comunicación, en ese momento Roxana Lizárraga (Roxana Lizárraga Vera), para el cargo de Viceministro de Políticas Comunicacionales el 21 de noviembre de 2019, y una semana después él renunció. En su cuenta de “Twitter” el 28 de noviembre, señaló que tuve que renunciar este cargo público bajo la presión del Ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano (Jerjes Enrique Justiniano Atalá). Tras la denuncia del ex Viceministro de Políticas Comunicacionales contra J. Justiniano, recibió otra denuncia, esta vez por interferir en el caso de “La manada” relacionado con la violación masiva de un menor en el departamento de Santa Cruz el año pasado. La fiscal, Nancy Carrasco, denunció la injerencia, abuso de cargos e incluso amenazas de muerte por parte de sus abogados. Luego, esta situación condujo a la eliminación de Jerjes Justiniano y al nombramiento inmediato el 3 de diciembre de Yerko Núñez (Yerko Martin Núñez Negrette) como el nuevo Ministro de la Presidencia.

Del mismo modo, el 17 de enero de 2020, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) arrestó por primera vez a un funcionario del Ministerio de Minería y Metalurgia por recaudar dinero a cambio de ser nombrado para los puestos en esta institución estatal. Según el informe policial, un asesor fue identificado como el acusado por abuso de autoridad y corrupción.

En cuanto a otros casos de corrupción, cabe recordar varios casos relacionados con tales empresas estatales como “YPFB”, “YLB” y “Entel”, en las que se registraron casos de gestión económica ineficiente. En enero, el Ministro de Energías, Rodrigo Guzmán (Álvaro Rodrigo Guzmán Collao) decidió destituir a Juan Carlos Zuleta del cargo de Presidente Ejecutivo de los Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), reemplazándolo con el economista de Potosí Gunnar Valda Vargas. Zuleta asumió el cargo el 8 de enero, y unos días antes de trabajar durante un mes, fue despedido como resultado de la “presión” del Gobierno de Alemania, que tenía la intención de renovar la alianza con la empresa estatal “YLB” y la corporación alemana “ACI Systems” (ACISA) para continuar el contrato para la industrialización del litio del Salar de Uyuni.

El pago de dos facturas de 36,440 boliviano y 18,712 boliviano por alojamiento y servicios adicionales en un hotel de cinco estrellas en La Paz, así como el auspicio por la cantidad de 160,000 dólares estadounidenses para el piloto de carreras y la cancelación de la compensación por la cantidad de 868,998 boliviano a favor de 13 funcionarios, se convirtió en algunas de las violaciones que llevaron al despido el 7 de febrero de Elio Montes Chávez del cargo de Director General de la Compañía Nacional de Telecomunicaciones “Entel”, después de trabajar durante 82 días en este puesto. Montes dejó el país el 12 de febrero, escribiendo en su cuenta de “Twitter” que actuó dentro de la ley y se convirtió en víctima de acoso laboral.

Otro escándalo de corrupción de alto perfil fue el caso relacionado con la “rotación” de personal en la dirigencia de la corporación estatal de energía más grande. El 7 de mayo, como resultado de las críticas como parte de la implementación de los contratos de derivados directos, Herland Javier Soliz fue destituido del cargo de Presidente de la empresa estatal “Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos”  (YPFB). Las apelaciones se referían principalmente a presuntas irregularidades y aumentos de precios en la compra de combustible, alimentos y seguros. El predecesor de Soliz fue José Luis Rivero Sandoval, quien permaneció en esta posición durante 29 días hasta que anunció que la empresa estatal “YPFB” había ido a la quiebra. Después de este escándalo, los casos de pagos ilegales y comisiones cobradas por promociones se revelaron de inmediato en tres ministerios.

El uso ineficiente de los fondos públicos también figura en la lista de casos de naturaleza similar con respecto al Ministro de Gobierno y al actual Ministro de la Presidencia: Arturo Murillo (Arturo Murillo Prijic) y Yerko Núñez, respectivamente, quienes posteriormente admitieron que los particulares viajaban por la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) para fines no oficiales. Se trata del hijo de una amiga de la Presidenta Áñez y de la famosa modelo del departamento de Beni. Murillo declaró que Mauricio Raña (hijo de la diputada Gina María Torres) usó el avión para “acompañar a su madre”, que tenía dificultades para moverse y se suponía que llegaría a la sesión parlamentaria en La Paz. Núñez también admitió que la ex reina de belleza viajó en un “vuelo solidario” de Santa Rosa a La Paz debido a su “mal estado de salud”.

Hace poco más de una semana, el 11 de mayo, se supo que dos Viceministros del Ministerio de Defensa habían renunciado como resultado de las denuncias presuntas de corrupción relacionadas con irregularidades en la compra de equipos para combatir el virus “COVID-19” y pagos personales, según la nota, publicado en el sitio web de la empresa española “EDEFA S.A.”

Hoy, la prensa boliviana continúa investigando nuevos casos que involucran a los representantes del Gobierno de transición. En el contexto de duras medidas de cuarentena, Bolivia se está preparando para las Elecciones generales, que, de acuerdo a la ley aprobada el 1 de mayo, deben celebrarse dentro del período establecido de 90 días. Actualmente, todos los analistas políticos regionales están tratando de predecir el resultado de la carrera de las elecciones, sin embargo, es muy obvio que los escándalos de corrupción afectarán el resultado del proceso electoral. Podría “Movimiento al Socialismo” tomar la revancha o el Gobierno de transición consolidaría su posición, mostraran los próximos meses.

Deja un comentario

56296633