Image default
Sociedad

“Vacunación VIP” en Argentina

El 20 de febrero, el Ministro de Salud de Argentina, Ginés González García, renunció luego del escándalo de la vacunación “VIP” del COVID-19 en el país para personas cercanas al Gobierno. ¿Quién tiene acceso hoy a la vacuna contra el peligroso virus? ¿Cómo afectarán estos hechos de febrero al rating del líder argentino?

Un avión de las “Aerolíneas Argentinas” que transportaba 400.000 dosis de la vacuna rusa COVID-19 “Sputnik V” aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Buenos Aires el 13 de febrero. Al respecto, la aerolínea argentina publicó un video en su cuenta de “Twitter”, donde se puede rastrear el momento del aterrizaje del avión con esta importante carga en el aeropuerto de Ezeiza. Esta es la cuarta entrega de la vacuna rusa a este país latinoamericano. Hablando de los envíos del “Sputnik V”, cabe recordar que el 24 de diciembre del año pasado, el primer vuelo a Argentina entregó 300 mil dosis de vacuna, la misma cantidad fue entregada por el segundo el 16 de enero, el tercero trajo 240 mil dosis de vacuna a Argentina el 28 de enero, 20 mil de las cuales tenían Bolivia como destino.

La vacunación total en Argentina comenzó a finales del año pasado y los trabajadores de la salud fueron los primeros en acceder al medicamento. Hoy, los ciudadanos mayores de 80 años tienen derecho prioritario a la vacunación. Según las estimaciones de la agencia internacional de noticias “Reuters”, en un país con una población de alrededor de 44,5 millones de personas se han confirmado más de 2 millones de casos de infección por coronavirus, de los cuales 51,5 mil fueron mortales.

El escándalo de la vacunación “VIP”, como lo denominaron varios medios de comunicación argentinos, estalló cuando el 19 de febrero Horacio Verbitsky en el aire de la radio local “El Destape” habló sobre cómo recibió la vacuna “por un conocido”. A su vez, el periodista explicó que para recibir la vacuna hizo una llamada a su “viejo amigo” Ginés González García (Ginés Mario González García), quien lo arregló todo. Posteriormente, se supo que el Ministerio de Salud pospuso unas 3 mil dosis de la vacuna “Sputnik V” del primer lote, que venía de Rusia, con el fin de entregarla sin cola a “las personas indicadas” cercanas al Gobierno. Además, resultó que entre los que se vacunaron contra el COVID-19 de esta forma, en particular, fue el sobrino de González García.

marca claro argentina
A través de su cuenta de “Twitter”, Ginés González García renunció como Ministro de Salud de Argentina. Fuente: Marca Claro Argentina.

Posteriormente, el diario metropolitano argentino “Clarín” publicó una lista de funcionarios de alto rango que pudieron recibir la vacuna contra el coronavirus sin hacer cola. El discurso en los artículos de la publicación trata sobre la vacuna “Sputnik V” producida en Rusia. El Gobierno argentino aprobó su uso a fines de diciembre del año pasado. Al mismo tiempo, el medicamento desarrollado por “Pfizer” y “BionTech” también fue aprobado para su uso en el país. Según el “Clarín”, un amigo del Presidente Alberto Fernández (Alberto Ángel Fernández) – Eduardo Valdez, así como el Senador Jorge Taiana (Jorge Enrique Taiana) también lograron ponerse la vacuna “por un conocido”. Por cierto, el líder argentino fue vacunado con el medicamento ruso contra el coronavirus “Sputnik V” hace un mes. El Jefe de Estado de 61 años fue vacunado un día después de que el regulador argentino aprobara una vacuna de fabricación rusa para su uso en personas mayores de 60 años.

Luego de que comenzara un escándalo por las vacunas en el país, el Presidente de Argentina exigió la renuncia del titular del Ministerio de Salud el 20 de febrero. Ese mismo día, a través de su cuenta de “Twitter”, Ginés González García renunció como titular de este departamento. La nueva Ministra ya fue nombrada Carla Vizzotti, quien fue la Viceministra de González García para la accesibilidad a la atención médica.

El escándalo de la vacunación “VIP” se ha convertido en la “guinda del pastel” de la crisis sanitaria que ha cobrado dimensión política en los últimos meses. Por cierto, Argentina es uno de los primeros países del mundo en recibir la vacuna contra el coronavirus ruso en un lote completo, y no limitado, es decir, destinado a la investigación, como varios otros países a los que las autoridades rusas atribuyen como el número de “importadores” del medicamento de COVID-19. Además, desde el principio, esta entrega estuvo acompañada de muchas dificultades, que ahora han exacerbado el ya resonante “cuadro” de lo que está sucediendo.

cnn en espanol
El 21 de febrero, el Presidente argentino designó a Carla Vizzotti como nueva Ministra de Salud. Fuente: CNN Español.

En primer lugar, cabe señalar que la vacuna “Sputnik V” acabó en este país sudamericano bajo un esquema de registro tan acelerado que ni las herramientas burocráticas más estrictas pudieron evitarlo. Dado que la burocracia argentina es una de las “más lentas” de América Latina, la aprobación de la vacuna rusa en el menor tiempo posible planteó una serie de interrogantes.

En segundo lugar, tras haber hecho la principal apuesta por la vacuna de Rusia, el Gobierno argentino frustró el plan de vacunación universal del país. Según datos oficiales del Ministerio de Salud, a mediados de febrero en Argentina, en un país con una población de 44,5 millones de personas, 337.555 personas recibieron la primera dosis del “Sputnik V” y 196.544 personas recibieron la segunda dosis. El ciclo de vacunación en dos fases ha superado el 0,46% de la población del país, mientras que las autoridades argentinas en diciembre de 2020 prometieron vacunar a 10 millones de personas para este momento.

Rusia no pudo proveer simultáneamente tal cantidad del fármaco al mercado argentino, en este momento, como en todos los países productores de vacunas, el principal problema es el volumen de capacidad de producción para la exportación de vacunas a gran escala. El Gobierno argentino se vio obligado a ajustar el plan de vacunación contra el coronavirus durante seis meses, hasta finales de junio. Es decir, se vacunará un tercio del país, no como se esperaba en diciembre de 2020, sino para fines de junio de 2021.

Y un paso muy lógico fue que el Ministerio de Salud del país latinoamericano, bajo fuerte presión, en la modalidad más acelerada, registró adicionalmente la vacuna china producida por la empresa “Sinopharm”, que en un lote de 1 millón de dosis tendrá que quedarse en Buenos Aires. Aires, según lo previsto el 25 de febrero. El tercer motivo que influyó en la caída del rating del gobierno a los ojos de los argentinos en el contexto de la lucha contra la pandemia fue la mencionada “vacunación VIP”, que, según testigos presenciales, prospera desde diciembre del año pasado y responde a los intereses de la élite empresarial y gubernamental del país.

Hoy, la “carrera de la vacunación” afecta directamente la calificación y aprobación del Gobierno de cada país. Sin embargo, refiriéndonos al ejemplo argentino, cabe resaltar que la pandemia ha dejado al descubierto problemas muy fundamentales como la corrupción, los fuertes vínculos entre las grandes empresas y el Gobierno y el proceso de toma de decisiones. Si Alberto Fernández podrá cumplir las promesas de “Año Nuevo”, los próximos meses lo demostrarán. Sin embargo, esta vez el “resultado del juego” dependerá directamente no solo del trabajo coordinado y transparente de todo el Gobierno actual, sino de la capacidad de construir mecanismos oportunos y duraderos con sus socios estratégicos.  

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633
UA-134371625-1