Image default
Noticias Política Sociedad

Interacción ruso-mexicana: nuevas direcciones y perspectivas

En diciembre de 2020, Rusia y México celebraron 130 años desde el establecimiento de relaciones diplomáticas. Los lazos ruso-mexicanos no solo tienen una larga historia, sino que también tienen un carácter único. ¿Cómo se está desarrollando la interacción de Rusia con este país latinoamericano en la etapa actual? ¿Cuáles son las áreas más prometedoras que abren un nuevo capítulo en la cooperación bilateral?

Durante mucho tiempo, México se ha mantenido como uno de los socios clave de Rusia en América Latina, tanto al nivel regional como en la arena internacional. La cooperación bilateral estable y en constante desarrollo se basa en una interacción de largo plazo construida sobre principios amistosos, cooperación mutuamente beneficiosa, respeto por los intereses, así como la proximidad o coincidencia de enfoques a una variedad de problemas contemporáneos. El comienzo de los contactos mutuos entre los dos países se remonta a finales de los siglos XVIII y XIX. Las relaciones diplomáticas bilaterales entre Rusia y México se establecieron oficialmente en 1890.

Después de la Revolución de Octubre de 1917, la Unión Soviética estableció relaciones diplomáticas con México el 4 de agosto de 1924. Sin embargo, el 26 de enero de 1930, fueron interrumpidas y luego restablecidas en 1942. A principios de la década de 1930, los contactos diplomáticos entre la URSS y México fueron formalmente rotos, pero en 1942 fueron completamente restaurados. Fue en ese año que la Unión Soviética estableció la primera Embajada de la URSS en América Latina.

Durante la Segunda Guerra Mundial, aumentó el grado de interacción ruso-mexicana. México fue el único Estado latinoamericano que condenó oficialmente la agresión fascista contra la Unión Soviética en junio de 1941. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, la URSS y México, junto con sus aliados en la coalición anti-Hitler, iniciaron la creación de las Naciones Unidas.

En 1968, las relaciones ruso-mexicanas alcanzaron un nuevo nivel. El 30 de mayo de ese año, durante la visita oficial del Ministro de Relaciones Exteriores Antonio Carrillo Flores a la URSS, México y la Unión Soviética firmaron un “Acuerdo de Intercambio Cultural y Científico entre la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y los Estados Unidos Mexicanos”. Después de la firma de este documento, se fortaleció el marco legal bilateral, que posteriormente contribuyó al desarrollo de la cooperación en el campo de la política exterior, el comercio, la economía, la ciencia, la cultura y los deportes.

El fin de la Guerra Fría, el colapso de la URSS y las transformaciones dramáticas en el escenario internacional en la década de 1990 se convirtió en una prueba de fuerza para las relaciones ruso-mexicanas. Hoy es seguro decir que Rusia y México han pasado esta prueba, fortaleciendo su papel como importantes centros de la política mundial en el mundo multipolar.

Desde principios de la década de 2000. Las reuniones ruso-mexicanas a varios niveles se llevaron a cabo con bastante frecuencia e intensamente. Con la llegada al poder en México el 1 de diciembre de 2018, Andrés Manuel López Obrador, Rusia pudo fortalecer su presencia en este país latinoamericano, la retórica política de la Ciudad de México adquirió matices orientados al acercamiento con Moscú.

Hoy la cooperación ruso-mexicana se desarrolla dinámicamente en varios campos. Sin embargo, en este artículo es necesario detenerse en las áreas de cooperación más prometedoras entre Rusia y México, que han adquirido un nuevo significado en los últimos años. Uno de ellos son los intercambios culturales y educativos. Otro ámbito que hoy ocupa un nicho muy importante en la agenda bilateral es la investigación aeroespacial y la exploración pacífica del espacio ultraterrestre.

el universal
Cola para la exhibición del destacado artista ruso Wassily Kandinsky “Pequeños mundos” en el Palacio de Bellas Artes, Ciudad de México, Noviembre de 2018. Fuente: El Universal.

En los últimos años, los intercambios educativos, culturales y científicos entre Rusia y México han vuelto a cobrar impulso. El evento más importante de la cooperación ruso-mexicana fue la exposición a gran escala de pinturas de Wassily Kandinsky en la Ciudad de México. El gran interés del público ruso se despertó con las exposiciones de obras de Frida Kahlo y Diego Rivera en Moscú y San Petersburgo (2018-2019). En el marco de los programas de cooperación cultural, se realizan periódicamente los Días de la cultura de Rusia y México, actuaciones de destacados maestros de las artes, exposiciones y presentaciones de museos rusos y mexicanos, conferencias científicas y festivales de cine. En 2020 Rusia, como país de honor, participó en la 33 Feria Internacional del Libro Universitario en la ciudad de Pachuca, que se realizó en formato digital.

A la fecha, la oficina de representación de la Agencia Federal para la Comunidad de Estados Independientes “Rossotrudnichestvo” en México apoya a la Asociación Mexicana de la Lengua Rusa en la organización y mantenimiento de los cursos de lengua rusa, que operan en 15 centros universitarios del país latinoamericano. Rusia proporciona anualmente becas estatales para que los ciudadanos mexicanos estudien en universidades rusas.

Otra de las áreas más prometedoras es la exploración del espacio ultraterrestre. La interacción entre Rusia y México en el campo de la exploración y el uso del espacio ultraterrestre con fines pacíficos se está fortaleciendo gradualmente. Se está negociando un proyecto de acuerdo de cooperación bilateral en este ámbito.

En abril de este año se conoció que en un futuro cercano la corporación estatal “Roscosmos” y la Cancillería rusa sostendrían negociaciones con la parte mexicana. En el marco de la cooperación espacial, los países unirán esfuerzos en el campo de “teledetección de la Tierra, comunicaciones por satélite, navegación, vuelos tripulados, protección del medio espacial y otros temas”. Está previsto que la interacción de los países implique diversas formas. Podemos hablar tanto del intercambio de información como de experimentos conjuntos.

3 1
En el marco de la cooperación espacial, Rusia y México planean aunar esfuerzos en el campo de “teledetección de la Tierra, comunicaciones por satélite, navegación, vuelos tripulados, protección del medio espacial y otros temas”.

Como parte de las actividades actuales, se realizaron dos lanzamientos exitosos desde el cosmódromo de Baikonur en octubre de 2011 y marzo de 2013 por los vehículos de lanzamiento de la serie “Proton-M” de los satélites de comunicaciones mexicanos “CatSat-1” y “Satmex-8”, respectivamente, que actualmente se encuentran bajo el control del cliente.

El 2 de febrero de 2021, el Director General Adjunto de “Roscosmos” para la Cooperación Internacional, Sergey Savelyev, declaró que el Proyecto de Acuerdo Intergubernamental sobre el despliegue de una estación rusa de un sistema automatizado de alerta para situaciones peligrosas en el espacio cercano a la Tierra (ASPOS OKP) en México se encuentra en la etapa final de preparación. Según el Director General Adjunto de la corporación “Roscosmos”, se podrá hablar de la ubicación directa de la estación y su puesta en servicio tan pronto como se firme y ratifique el citado documento. Savelyev también recordó que el proceso de colocación del complejo de tierra “ASPOS OKP” está asociado con la presencia de un marco legal regulatorio apropiado para la cooperación con socios extranjeros.

Cabe recordar que desde 2016 se creó un sistema de alerta automatizado de situaciones peligrosas en el espacio cercano a la Tierra, que según los datos publicados en el portal de adquisiciones públicas en 2019, estaba prevista la puesta en servicio del complejo optoelectrónico en México en 2020. Dichos complejos detectan automáticamente naves espaciales y desechos espaciales y determinan sus coordenadas.

Después de que el Presidente López Obrador llegó al poder en México, la parte rusa se interesó más en ampliar el diálogo con el país latinoamericano. Por el momento, como señalaron representantes de las Cancillerías de los dos países, se trata de mejorar el marco legal. A su vez, estamos hablando de una serie de acuerdos que se encuentran en etapa de análisis y desarrollo, entre ellos un proyecto de Acuerdo sobre un régimen de viaje libre de visado para los ciudadanos, la cooperación entre fiscales generales, un Acuerdo sobre navegación marítima, sobre el reconocimiento mutuo de diplomas, así como documentos sobre títulos científicos y otros.  

Más publicaciones

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Al utilizar este sitio web, usted acepta el uso de cookies, dirección IP y datos de ubicación para ayudarnos a hacer el sitio más conveniente para usted. OK Leer más

56296633
UA-134371625-1